Aeseg pide “año nuevo, vida nueva” para el EFG

La patronal confía que 2018 vuelva a poner al genérico “en la agenda política” e insiste en recuperar el diferencial de precio
Herramientas
Madrid
|
01 dic 2017 - 12:00 h
|

Objetivo 2018: que el medicamento genérico (EFG) vuelva por sus fueros. Recuperar el histórico “concepto” de medicamento genérico. Un concepto que habla de ahorro, de contribución a la sostenibilidad del sistema sanitario, de regulador de precios en el mercado, etc.

Ahora bien, no se trata de una misión que dependa en exclusiva de la industria farmacéutica del ramo. Todo lo contrario: la pelota está en el tejado de las Administraciones y el sector seguirá ofreciendo su apoyo para bajarla y volver a ponerla (ponerle) en juego. Así lo indicó Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, director general de la patronal nacional del ramo (Aeseg), durante un encuentro informativo celebrado el 30 de noviembre en Madrid, y que sirvió como tradicional encuentro navideño con los medios de comunicación en el que hacer balance de ejercicio y sentar las miras de futuro.

Si hay un momento en el que Aeseg quiere que se cumpla aquello que dice —o desea— que “año nuevo, vida nueva”, es este salto entre 2017 y 2018. Según denunció Rodríguez de la Cuerda, el sector del genérico cierra 2017 inmerso en el “estancamiento” en el que entró este mercado en 2015. Incluso, para más inri, por primera vez en la historia de este ‘joven’ sector se ha experimentado un decrecimiento (en valores), una situación que aconteció en el primer trimestre de este ejercicio.

“La evolución de 2017 nos ha separado un poco más de la media de Europa”, destacó el director general de Aeseg. En concreto, los datos dicen que la tasa de penetración del EFG en España ronda el 40 por ciento, frente al 62 por ciento de media continental.

Nostalgia del pasado

Así las cosas, “volver por sus fueros” implica “recuperar el concepto de EFG y volver a situarlo en el foco y agenda política”, expuso Rodríguez de la Cuerda. Ello pasa por poner en marcha medidas “específicas” para el medicamento genérico que revitalicen una actual normativa que ha quedado “descafeinada” con el paso de los años.

Siguiendo con el refranero popular, se dice que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Otro dicho que el sector del EFG podría hacer suyo, a tenor de las comparaciones que se hacen entre épocas antiguas y actuales. Según recordó el director general de Aeseg, poco o nada queda de esas primeras medidas de impulso del sector del genérico en España.

Muchas de ellas han sido derogadas o minimizadas por otras legislaciones posteriores. Véase el diferencial de precio frente a la marca durante el primer año (que permitía tasas de penetración del 70 por ciento en esos 365 días frente al 8 por ciento actual), mayor margen comercial para el farmacéutico en estos productos (32 por ciento frente al mismo, 27 por ciento, con el que ahora trabajan sea cual sea el fármaco), etc.

En este sentido, el deseo “número 1” de Aeseg es recuperar el diferencial de precio del EFG (más bajo) frente a la marca. “Fuera de España no se entiende que no exista ese diferencial y se obligue a la marca a situarse en el precio del genérico. “Es una visión muy cortoplacista y errónea dejar a industria innovadora y genérica que se peguen entre ellas por el precio. No solo se puede pensar en el ahorro a corto plazo”, critica.

Ahora bien, esos 22 puntos porcentuales de ‘brecha’ respecto a la penetración del EFG en España frente a Europa no solo son achacables a la no existencia de esta diferencial. Para Aeseg, que el EFG vuelva por sus fueros también implica impulsar otras medidas ‘progenéricas’ como el establecimiento de políticas de unidad de mercado que eviten las dispares estrategias autonómicas.

Unas estrategias que en algunos casos no solo no benefician a esta industria sino que la perjudican, como es el caso si de dirige la mirada al modelo de subastas vigente en Andalucía. “Son compañías en su mayoría extranjeras, que no aportan nada al PIB español, las que se están beneficiando de este modelo”, ha vuelto a reiterar como en anteriores ocasiones.

Pese a este escenario de tintes ‘sombríos’, desde Aeseg se recuerda que este sector sigue generando ahorros de cerca de mil millones de euros anuales al SNS y que siete de cada diez fármacos genéricos consumidos en España se han fabricado en el propio país.

El estancamiento, incluso con decrecimientos, del EFG en España en 2017 ha aumentado la brecha con Europa

Rodríguez de la Cuerda: “Fuera de nuestro país nadie entiende que se obligue a la marca a situarse al precio del genérico”

La industria del EFG ‘estrena’ 2018 con un código de conducta

Al margen de lo que pueda deparar este próximo 2018 en lo puramente normativo y económico para el sector del medicamento genérico, la industria del ramo dará la bienvenida al nuevo año estrenado un nuevo código de conducta, cuyo desarrollo ha estado canalizado a través de su patronal nacional Aeseg. Como así anunció su director general, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, en un encuentro con medios de comunicación, se trata de un código que transpone “casi de forma literal” el ya publicado por la patronal europea del ramo Medicines For Europe. Bajo la tutela de Aeseg, las 25 compañías asociadas a esta patronal han venido trabajando en la adaptación de este texto en torno a un año y medio y “normalizará las relaciones de estas compañías con todos los agentes: profesionales sanitarios, asociaciones de pacientes, etc.”, ha enumerado su director general. También regulará las transferencias de valor, a semejanza del código de buenas prácticas que ya aplica la industria innovadora. Asimismo, este código de conducta del sector del EFG también está ajustado a la normativa española de publicidad de medicamentos, tras el acuerdo alcanzado con Autocontrol.

Twitter
Suplementos y Especiales