El Laboratorio Europeo de Biología Molecular abrirá una nueva sede en Barcelona

Las nuevas instalaciones comenzarán a funcionar a finales de año y esperan dar empleo a 120 personas
Herramientas
Madrid
|
12 abr 2017 - 11:00 h
|

El Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL) abrirá en el Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona (PRBB) su primera subsede en 20 años y se unirá a las que ya dispone en Grenoble (Francia), Hamburgo (Alemania), Hinxton (Reino Unido) y Monterotondo (Italia). Esta nueva sede prevé comenzar a entrar en funcionamiento a finales de este año y albergar a un centenar de investigadores cuando esté plenamente operativo.

La subsede del EMBL, cuyo acuerdo han presentado el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, y el conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget, realizará investigación en biología de tejidos, una de las claves para entender el cáncer, las malformaciones congénitas y enfermedades del sistema inmunitario.

Se ubicará en 800 metros cuadrados del PRBB gracias a una cesión de espacios de la Generalitat, que asumirá los costes de alquiler y mantenimiento valorados en unos 400.000 euros anuales, y la aportación del EMBL será de 16 millones en cinco años, a los que se sumarán 6 millones del Gobierno central en el mismo periodo.

El EMBL es el principal laboratorio europeo en ciencias de la vida, con sede en Heidelberg (Alemania), establecido en 1974 y formado por 20 estados, y actualmente trabajan 1.600 personas de 80 países repartidos entre todas sus sedes.

El director general de EMBL, Iain Mattaj, ha asegurado que se prevé que en el plazo de un mes se decida el director de la subsede de Barcelona, y ha afirmado que cuando esté en funcionamiento total puede haber unas 100 ó 120 personas trabajando en ella.

En la subsede trabajarán ocho grupos de investigación (incluido el del director y uno de servicios cientificotécnicos que se prevé que entre en funcionamiento a finales de este año) que centrarán sus estudios en el desarrollo de la biología de tejidos, gracias a que los avances tecnológicos permiten ver los tejidos y órganos de otra manera, ha afirmado.

Mattaj ha asegurado que las temáticas de investigación son diferentes en cada una de las sedes de EMBL, pero que “el estilo de organizar es similar” y que colaboran entre ellos y con otros centros, y ha explicado que las subsedes no se eligen al azar, recordando su relación con el Centro de Regulación Genómica (CRG), y que debe ser acordado por todos los estados miembro. Desde 2006 existe una unidad mixta entre el EMBL y el CRG enfocada a avanzar en la comprensión de sistemas biológicos complejos, un centro que ha tenido un papel clave para la apertura de la subsede del laboratorio europeo.

En la firma de la formalización del acuerdo, el ministro Guindos ha reconocido el papel clave del CRG para que la subsede el EBML se ubique en Barcelona, “un hito” para la investigación española, y ha remarcado que será un foco de generación de conocimiento.

Twitter
Suplementos y Especiales