Opinión

Revolución legislativa para fin de año, ¿en qué puede afectar a las farmacias?

Temas relacionados:
Herramientas
Orbaneja Abogados
|
16 nov 2018 - 14:00 h
|
<p>Revolución legislativa para fin de año, ¿en qué puede afectar a las farmacias?</p>

A punto de finalizar 2018 podemos decir que ha sido un año políticamente agitado con el atípico cambio de Gobierno que se produjo en junio, lo que ha motivado que España esté viviendo una revolución legislativa, sobre todo en las últimas semanas.

La “obligada” aprobación de los Presupuestos Generales del Estado por parte de Pedro Sánchez para evitar la prórroga de los anteriores, le está llevando a pactar con Podemos, generando nuevos impuestos y subidas de los ya existentes, creando una incertidumbre legislativa. Si a esto le sumamos el varapalo tras la decisión del Tribunal Supremo respecto al pago por parte de los clientes del AJD en la formalización de hipotecas, está claro que 2018 va a terminar con una inestabilidad que preocupa a los españoles.

Pero, ¿cómo afecta a los farmacéuticos esta situación?

Desde el punto de vista fiscal, se prevé la creación de dos nuevos impuestos. El Impuesto sobre las Transacciones Financieras, que gravará con un 0,2 por ciento la compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero. Los farmacéuticos tienen acciones de grandes empresas españolas en su patrimonio, viéndose afectados, por lo tanto, si amplían su cartera de valores. Por otro lado, el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, que gravará al 3 por ciento los servicios de publicidad en línea, los servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario. Solo afectaría a las farmacias online que tuvieran una facturación de 750 millones de euros a nivel global y generaran ingresos superiores a 3 millones de euros.

Pero el peso de la previsible reforma fiscal se lo lleva el IRPF, pudiendo perjudicar al sector farmacia. Por un lado, se incrementarán dos puntos los tipos impositivos sobre la base general para contribuyentes con rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000. En esta base general se incluyen rendimientos del trabajo y del capital inmobiliario, y rendimientos de actividades económicas. En principio, la subida se aplicaría sobre el tramo nacional, del 22,5 al 24,5 por ciento o al 26,5 por ciento según el importe de la base. Por otro, se elevarán los tipos estatales sobre el ahorro en cuatro puntos porcentuales, afectando al pago de intereses, títulos de renta fija, así como dividendos de acciones. Lo más destacable es que afectará a las ganancias obtenidas por la transmisión de valores durante el ejercicio fiscal, como la venta de la farmacia o de inmuebles. Cuando la base supere los 140.000 euros el tipo pasará al 27 por ciento.

De esta forma, si usted, farmacéutico, está pensando en transmitir la farmacia, sería recomendable no esperar a 2019, suponiéndole un ahorro fiscal considerable.

Además hay que añadir la posible subida del Impuesto de Patrimonio un 1por ciento a los contribuyentes con más de 10 millones de euros. No olvidemos que está transferido a las Comunidades Autónomas, siendo éstas quienes finalmente decidan.

Siguiendo con medidas que afectan al bolsillo del contribuyente y del farmacéutico no podemos olvidar la resolución judicial relativa al pago del AJD. El Pleno de la Sala tercera del Tribunal Supremo, hecho sin precedentes en España, ha cambiado el criterio de una sentencia publicada en Octubre, decidiendo finalmente que era el cliente quien tenía que pagar el impuesto. Ante esta situación el Ejecutivo ha modificado la normativa declarando sujeto pasivo del mismo para las hipotecas al banco.

Pero no todo va a ser negativo para el ciudadano, ya que el Tribunal Supremo ha declarado exentas las prestaciones de maternidad; por lo que las cobradas entre 2014 y 2017 pueden ser objeto de devolución si se tributó por ellas. Se podrá solicitar la misma, a través de un formulario que la AEAT publicará en su web. Para las prestaciones percibidas durante 2018, en la próxima declaración de la renta, la AEAT las incorporará como rentas exentas en los datos fiscales y las retenciones soportadas como deducibles.

Otra medida de gran trascendencia para las relaciones comerciales, es la reducción del límite general de pagos en efectivo de 2.500 a 1.000 euros entre profesionales.

Por último, una decisión que sin duda afecta plenamente a los farmacéuticos, es la subida de un 2 por ciento aproximado de la base mínima de cotización de los autónomos. También se incrementaría la cuota mensual en unos 18 euros quedándose en 296 euros.

Twitter
Suplementos y Especiales