Los ‘diseñadores’ que apuestan por el retail y crean farmacias con personalidad propia

Los estudios de diseño buscan con sus proyectos generar una experiencia de compra única en las boticas
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
08 sep 2017 - 13:00 h
|

Son especialistas en crear conceptos de farmacia y dar un lavado de cara a estos establecimientos que, día a día, deben actualizarse para no perder el tren de las últimas tendencias que existen en el mercado y así, evitar quedarse anticuados.

Diferentes estudios de diseño y arquitectura centran sus operaciones y proyectos en el mundo farmacéutico. Tal es el caso de aQtue, una empresa gallega, con cinco años de experiencia, que se dedica a la creación de espacios de salud y que está especializada en el diseño de farmacias eficientes y rentables.

“A partir de la experiencia y de cómo gestionamos nuestras propias farmacias hemos desarrollado la empresa para dar un proyecto llave en mano”, sostenía Nicolás Seco, socio-director de aQtue al explicar que este estudio está formado por dos socios con experiencia en el mundo de la botica e interesados en otorgar mayor calidad a los proyectos que tienen entre manos.

“Nos basamos en la idea de crear nuestro propio sistema de mobiliario para diferenciarnos de la competencia y de otros espacios comerciales. Algo importante en nuestras farmacias es la flexibilidad. Creemos que la farmacia tiene que estar en continuo cambio. No es lo mismo una campaña de verano con productos solares que una campaña con productos para la gripe. Los lineales tienen que poderse mover y trasladar con una rotulación flexible porque lo importante es potenciar los cambios”.

Desde aQtue dan vital importancia a esa flexibilidad para que el farmacéutico pueda jugar con sus espacios y adaptarlos a la transformación tecnológica o de productos. “La idea es que el profesional tenga las herramientas posibles para que su farmacia pueda ser lo más flexible”.

<p>Los ‘diseñadores’ que apuestan por el retail y crean farmacias con personalidad propia</p>

Y a la hora de hablar del titular de la farmacia, el perfil del farmacéutico con el que trabajan es “un profesional con un grado de gestión alto al que siempre escuchamos. Intentamos adaptar sus necesidades y hacerlas realidad aconsejándolos y cumpliendo unas normas de maximizar el lineal, porque cada uno de ellos es una oportunidad de venta”, mantenía Seco.

“Es un trabajo en común. Vamos de la mano con ellos porque el resultado será mejor cuanto más los conozcamos”.

Otro factor a tener en cuenta es saber dónde se para más el cliente para así conocer cuáles son las zonas más calientes y más frías del establecimiento y poder dar mayor importancia a un rincón que a otro. No obstante, “lo más importante es crear un concepto de farmacia. Buscamos un concepto que tenga personalidad propia y que sea acorde con la del cliente, por ello tenemos en cuenta la ubicación de la botica”. También es de suma importancia la iluminación del local, el orden y la limpieza. Tres pilares que desde aQtue potencian, como dice su socio-director, con sus muebles personalizados.

“No puede faltar un buen diseño en una farmacia”, sentenciaba rotundamente Carlos Aires, creador de Marketing-Jazz, otro de los estudios de referencia dedicados al diseño de boticas y al marketing visual.

Aires exponía que el proyecto de diseñar una farmacia es “la creación de una marca, es algo diferencial. Lo primero que hacemos en nuestros proyectos es formar al titular de la farmacia”, ya que indicaba Aires, “si el profesional ha decidido hacer una reforma, debe saber las claves del retail, el diseño del espacio comercial y la presentación del producto”.

Para que un negocio se diferencie, “entendemos cada uno de los proyectos de una forma integral y personalizada. Integral porque, en el mismo proyecto trabajamos marca, espacio y comunicación; y personalizada porque creemos que tenemos que crear algo único para nuestros clientes. Tratamos de crear marca en el mundo de la farmacia”.

<p>Los ‘diseñadores’ que apuestan por el retail y crean farmacias con personalidad propia</p>
Interior de la farmacia Lloris González de Burriana, Castellón.

Un objetivo perseguido y conseguido. Y es que Marketing-Jazz ha logrado que una farmacia de Burriana, en Castellón, se alzase con el International Store Design Award, un reconocimiento internacional sinónimo de la excelencia en espacios comerciales. Esta firma madrileña fue la encargada del diseño de la farmacia Lloris González a la que se ha premiado, en Nueva York, por su concepto de marca, la experiencia de compra y la integración de las tecnologías, entre otros aspectos.

“Hemos hecho un local distinto, bonito, agradable en el que la gente se sienta cómoda, esté a gusto y tenga ganas de volver. Como ahora está todo integrado en el mismo edificio, con un diseño vertical, el día a a día es más fácil y cómodo”, detallaba a EG Consuelo González, propietaria de esta farmacia, quien se sentía contenta y orgullosa con la reforma.

El tamaño importa

A la hora de pensar en una nueva farmacia o en la reforma de ésta, los estudios de arquitectura señalaban que los metros cuadrados son determinantes para el resultado final. Desde Marketing-Jazz, Carlos Aires afirmaba que el enfoque es totalmente diferente dependiendo del espacio porque en una botica pequeña no cuesta nada que el cliente llegue al final y en una grande se tiene que trabajar más el recorrido de una forma más profunda y especializada. “Una farmacia grande mal diseñada es un desastre. Y en una farmacia pequeña lo complicado es crear una buena experiencia de compra”.

Por su parte, desde aQtue determinaban que “dentro de una farmacia grande el abanico de posibilidades de productos y servicios es mayor. La cuestión es intentar maximizar el espacio que tenemos”, aseguraba Seco.

zona de atención personalizada

En la farmacia tradicional el espacio está claramente dividido entre la zona comercial y la rebotica. No obstante, los estudios de arquitectura apuestan, a la hora de la reforma, por lo que ya consideran una tendencia, cada vez, más implantada en la farmacia: la zona de atención personalizada y de servicios, cuyo objetivo es abordar un nuevo área de negocio.

Los diseños actuales hacen hincapié en la idea de la prevención, es decir, captar a un cliente más joven y abordar con él la prevención y el seguimiento, desde este nuevo espacio integrado en la botica en el que se pueda establecer una relación farmacéutico-cliente.

Para que el trato sea mucho más personalizado, los diseñadores buscan dividir el espacio comercial en distintas zonas de ventas más especializadas y en las que también se trabaje la parte sensorial con los clientes. Por último los expertos precisan que el espacio tiene que estar adaptado a la ubicación de la farmacia ya que no es lo mismo una botica en un polígono que otra en el centro de una ciudad.

Twitter
Suplementos y Especiales