La farmacia española se recupera y confirma su tendencia alcista en el margen bruto y neto

Aspime publica su XVII Informe Anual sobre las oficinas de farmacia 2017 con datos del IRPF de 893 boticas
Temas relacionados:
Madrid
|
13 oct 2017 - 12:00 h
|

La asesoría especializada Aspime ha publicado su XVII Informe Anual de oficinas de farmacia 2017 teniendo en cuenta los datos del IRPF del año 2015 de 893 oficinas de farmacia de toda España con el objetivo de realizar una buena instantánea del sector.

Dicho informe realiza un análisis y comparativa entre los diferentes modelos de farmacia (turística, media y populosa) estudiando cuatro parámetros; margen bruto, margen neto, inversiones comunes y costes laborales. Asimismo se reflejan las tendencias de éstas desde el año 1998 hasta 2015.

En cuanto al margen bruto, a simple vista, se observa cómo los tres tipos de farmacia tienden a un reagrupamiento. Para empezar, la farmacia turística se mantiene alcista desde 2010 cosechando en 2015 un 30,83 por ciento de margen bruto. Por su parte, la media, tras un descenso en 2011, tomó impulso en 2012 y no ha abandonado esa tendencia, ya que en 2015 se sitúa en el 29,85 por ciento. La populosa, se mimetiza con líneas paralelas a la media y alcanza el 29,21 por ciento de margen bruto.

Si analizamos el margen neto, los tres grupos de farmacias también plasman un reagrupamiento en el año 2015. Las tres están en una horquilla entre el 10,02 por ciento y el 9,63 por ciento, siendo las turísticas las que mejor cifras arrojan con una mejora del 0,15 por ciento hasta el 10,02 de margen neto. La farmacia media alcanza un 9,87 por ciento y la populosa un 9,63.

El siguiente parámetro a estudio es el de las inversiones comunes y amortizaciones. En 2015, todas las farmacias superan los datos del año anterior y se sitúan por encima del 4 por ciento.

Concretamente, las farmacias turísticas mejoran sus inversiones y se sitúan en el 4,4 por ciento, lo que supone un 0,8 por ciento superior al valor obtenido en el ejercicio de 2014.

Las medias, por su parte, invierten el 4,29 por ciento, un 0,16 más que el año anterior y las populosas crecen un 0,36 hasta el 4,13 por ciento. Finalmente, en cuanto a costes laborales, el Informe Anual de Aspime 2017, manifiesta que el año 2015 también trajo la estabilidad a los tres grupos de farmacias. La turística y la media descienden, con respecto a 2014, un 0,08 por ciento y un 0,39 por ciento respectivamente, para situarse en el 11,73 y el 10,57 por ciento. Mientras tanto, la farmacia populosa sí que experimenta un crecimiento del 0,76 por ciento y fija los costes laborales en el 9,88 por ciento.

El Informe de Aspime hace una radiografía de la farmacia “tipo” española, es decir, la resultante de hallar la media de todas las farmacias españolas en los distintos parámetros estudiados. Tras el análisis, la asesoría dibuja una farmacia “tipo” con una facturación anual de 500.000 euros. Al mismo tiempo ofrece la tendencia de tres parámetros analizados (margen bruto, neto antes de impuestos y después de impuestos). Si entramos al detalle, la farmacia “tipo” mantiene gran estabilidad en cuanto al margen bruto y alcanza en 2015 el 29,32 por ciento.

Desde 2011, el margen neto antes de impuestos cosecha leves aumentos hasta situarse en 2015 en el 9,87 por ciento. Mientras, ese margen neto, después de la tributación en el IRPF, sigue muy similar al margen neto antes de impuestos, con tendencias levemente al alza desde el 6,25 por ciento en 2010 hasta situarse en el último año estudiado, 2015, en el 7,48 por ciento.

A su vez, los costes laborales de la “tipo” alcanzan un 9,73 por ciento, por lo que no llega al 10 por ciento desde 2012. En inversiones, registra un 4,15 por ciento, lo que supone que supera la barrera del 4 por ciento por primera vez, desde 2003.

Situación laboral de la oficina de farmacia

Según Aspime, en 2015, la plantilla media de una oficina de farmacia es de 3,4 trabajadores. Esta cifra indica que ha habido un descenso de plantilla si se compara el dato con los de 2014 y 2013, que fueron 3,76 y 3,89, respectivamente.

El informe destaca que la oficina de farmacia intenta evitar la contratación indefinida y opta por la contratación temporal. El promedio de trabajadores fijos desciende desde el año 2012 cuando fue de 4,07 hasta el 2,89 de 2015. Mientras tanto, el promedio de los trabajadores eventuales tambén desciende con respecto al año anterior desde el 0,43 hasta el 0,301.

Asimismo el 39 por ciento de los empleados tienen menos de 45 años y el 61 por ciento restante son trabajadores mayores de 45. Este dato refleja que hay un incremento en esta franja de edad porque en 2014 los empleados mayores de 45 años acumulaban el 53 por ciento.

Por otro lado, la plantilla de la oficina de farmacia se caracteriza por la presencia mayoritaria de mujeres. En 2014 el 58 por ciento eran mujeres frente al 42 por ciento de hombres, sin embargo, durante 2015, los hombres fueron comiendo terreno y ya comprendían el 49 por ciento frente al 51 por ciento de mujeres, por lo que ya hay menos diferencia en relación con la contratación de mujeres como se venía experimentando en años anteriores.

Twitter
Suplementos y Especiales