Opinión

La agrupación de Farmacias, ¿El futuro de la Oficina de Farmacia?

Temas relacionados:
Herramientas
Socio Director
de Mediform Plus
|
08 jun 2018 - 12:00 h
|
<p>La agrupación de Farmacias, ¿El futuro de la Oficina de Farmacia?</p>

Con 22.000 farmacias trabajando en un entorno en constante cambio, lograr una gestión eficaz del negocio, junto a una rentabilidad óptima, se torna cada vez más complejo. Por ello, en los últimos años, se ha ido generando un movimiento de agrupación de Oficinas de Farmacia, con el objetivo de encontrar nuevas vías para optimizar la gestión del trabajo diario en la farmacia, protegerse de los cambios del entorno y potenciar el beneficio.

Estos modelos de agrupación de farmacias existen desde hace años en países vecinos, donde se encuentra mucho más asentados y desarrollados. Por ejemplo, en países como Francia y Alemania, casi el 70% de las Oficinas de Farmacia están, con mayor o menor implicación, dentro de un grupo de farmacias. En nuestro país, el desarrollo de estos grupos es mucho menos, poco más del 20% de las farmacias se encuentran agrupadas. Esta situación puede deberse a falta de confianza hacia una estructura desconocida.

A pesar de ello, el modelo cada vez se encuentra más estable en España, ya que la necesidad de desarrollar una gestión eficiente y eficaz, en combinación con la calidad en la atención farmacéutica es creciente, y la farmacia que busca modernizarse, necesita de apoyo.

Dentro de estas agrupaciones, podemos distinguir cuatro tipologías: Grupo de compras; basado principal, y casi exclusivamente, en obtener las mejores condiciones comerciales en las compras del surtido de la farmacia; Grupos de venta; tienen un nivel bajo de compromiso y relación con las farmacias agrupadas, aunque con una implicación elevada en compras y una introducción de servicios limitada; Grupo de Gestión;, donde el grado de compromiso y relación con las farmacias es mayor, con una clara vinculación en compras y en la cartera de servicios; y, finalmente, Grupo de Gestión Integral, en el que el titular de la farmacia cede la mayor parte de la gestión del negocio a la agrupación, para ocuparse en ofrecer atención farmacéutica al paciente/cliente de la farmacia. El compromiso y la comunicación es total.

Si decidimos integrarnos en un grupo, debemos tener en cuenta la importancia de adherirnos al más adecuado para nosotros, aquel que comparta nuestra filosofía y objetivos, ya que el compromiso debe ser completo y a largo plazo si queremos obtener los beneficios perseguidos. Para tomar esta decisión debemos tener en cuenta las siguientes claves:

1.Modelo de trabajo. La farmacia deberá integrar las pautas y protocolos definidos por el grupo con el objetivo de optimizar todas las variantes de la gestión (equipo, plan de marketing, gestión de compras, exposición etc.). Es importante que este modelo se oriente a una visión Sell Out, en la que el cliente sea el centro y se adapte al entorno.

2.Objetivos. Los objetivos de la farmacia pasan a formar parte de los objetivos del grupo, y viceversa. Por eso es importante que la visión final sea compartida por todos los que conforman el grupo.

3.Acuerdos Win to Win. La selección de los partners estratégicos es uno de los puntos más importantes para la mejora de la rentabilidad de la farmacia. Los laboratorios escogidos y los acuerdos establecidos, deberán comprometerse con los objetivos del grupo, compartir la forma de trabajo y ofrecer medios Sell Out; y el grupo, por su parte, deberá respetar estos acuerdos con un compromiso transparente y a largo plazo.

4.Cesión de la gestión. Establecer protocolos de gestión comunes es una de las bases que garantizan el crecimiento de las agrupaciones y de las farmacias que las conforman; por ello, el farmacéutico deberá externalizar la gestión, lo que le aportará tiempo para la atención farmacéutica. Para que este modelo funcione, la confianza mutua es la clave.

5.Compromiso. El compromiso hacia la agrupación debe ser pleno en todos los ámbitos (protocolos, objetivos, medios, compras, etc.). La falta de compromiso es una de las causas más frecuentes de fracasos en los grupos de compra, ya que perjudica tanto a la imagen de la farmacia, como a la del grupo en su totalidad.

6. Transparencia. Mantener un sistema de control y evaluación común sobre los acuerdos fijados para garantizar la trazabilidad y transparencia de los mismos, garantizará el éxito de los actuales y de los futuros.

Twitter
Suplementos y Especiales