Guía básica para enfrentarse al IRPF 2016 desde la botica

El despacho de abogados Gómez Córdoba enseña fórmulas de ahorro o cómo aplazar el pago del impuesto.
Herramientas
Madrid
|
12 abr 2017 - 11:00 h
|

Con la campaña de la Renta ya empezada, el despacho de abogados Gómez Córdoba arroja luz para que los farmacéuticos sepan todo lo necesario a la hora de enfrentarse a ella. Con este objetivo han elaborado una guía básica bajo el título ‘Lo que todo farmacéutico debe saber sobre la Renta2016’.

Este documento indica que los farmacéuticos tributan dentro de los rendimientos generales de la renta y, por tanto, le son de aplicación tipos que pueden ascender hasta un 45 por ciento, por lo que se aconseja que, cuanto más bajen los beneficios declarando gastos que cumplan con los requisitos de deducibles, mas rebajarán la factura fiscal. La determinación del beneficio de la actividad de la farmacia se realiza restando a los ingresos los gastos de la actividad, mediante el método de estimación directa en modalidad normal que es obligatorio (siempre que el Importe Neto de Cifra de Negocios del año anterior supere los 600.000 euros anuales), o bien el método de estimación directa en modalidad simplificada. Éste es voluntario (siempre que el Importe Neto de Cifra de Negocios del año anterior no supere los 600.000 euros).

En cuanto a los gastos deducibles en la oficina de farmacia, contamos con las compras o variaciones de existencias, los gastos de personal (como indemnizaciones), los suministros (luz, calefacción, teléfono o internet), las amortizaciones de un bien de inversión o los gastos financieros.

La asesoría muestra fórmulas de ahorro a las que los titulares de una botica pueden acogerse. Es el ejemplo de la reducción del rendimiento por inicio de actividad que resulta de gran utilidad para quienes acaben de abrir sus boticas. Consiste en una reducción del 20 por ciento de los rendimientos generados por todas las actividades del farmacéutico. Otra fórmula es la deducción del 5 por ciento por reinversión del beneficio, aplicable a empresas de reducida dimensión (cifra neta de negocios es inferior a 10 millones), si te has aplicado la deducción del punto 8, del beneficio que se haya reinvertido en la farmacia.

Otra de las claves que aporta la guía es la de aplazar el pago del IRPF. Es aquí donde se muestra que los farmacéuticos pueden aplazar el modelo 100 (IRPF) y el 130 ( IRPF pago fraccionado estimación directa). Sin embargo, otros pagos no pueden ser aplazados. Es el caso de las retenciones de trabajadores y profesionales (modelo 111), retenciones de arrendamientos (modelo 115) y retenciones de intereses (modelo 123).

Twitter
Suplementos y Especiales