AMAF aconseja ‘tiempo y cautela’ para evitar errores clásicos al comprar una farmacia

La Asociación Madrileña de Asesores de Farmacia enumera los 7 errores en los que más tropieza el comprador
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
08 sep 2017 - 13:00 h
|

Con el objetivo de ahorrarse disgustos y arrepentimientos, la Asociación Madrileña de Asesores de Farmacia (AMAF), publica en su web un artículo en el que enumera los 7 errores más frecuentes que se cometen a la hora de comprar una farmacia. Errores comunes que se repiten de forma muy habitual y que llegan a las distintas asesorías que conforman esta asociación.

“A muchos intermediarios, sólo les interesa una operación rápida y si tiene consecuencias para su cliente, que es le comprador, eso no les importa”, aseguraba Rosa Gómez, integrante de AMAF y autora del artículo, quien recomendaba que el comprador “tiene que tener todos los datos documentales económicos de la farmacia que va a comprar para poder cotejarlos y estudiarlos”.

“El clásico error es que la facturación que pone la farmacia no es la real. Es muy constante que vengan las personas una vez se han dado cuenta de que la cifra que facturan no se corresponde con la que se decía en un primer momento y, realmente, se facture un 20 ó 30 por ciento menos”, señalaba Blanca de Eugenio, otra de las integrantes de AMAF.

Y es que, según indicaban desde la asociación, suele pasar que el comprador no ve la documentación o no lo hace muy detenidamente y no tiene tiempo de analizar realmente lo que ha comprado. “Piensa que por ser una farmacia va a ser buena sí o sí, pero no ve lo que hay detrás”.

Y ese exceso de confianza hace que se caiga en el error. Por lo que es fundamental “pedir los papeles, mirar muy bien la documentación, tomarse un tiempo para mirar varias farmacias (como mínimo tres) y asesorarse si no se entiende algo”, mantenía de Eugenio.

Otro de los errores más usuales es el relacionado con los empleados de las boticas, el motor y alma de éstas, que suele salir perjudicado.

“A la hora de la transferencia hay que tratarlos con cuidado. Puede ser la ruina de la farmacia despedir a todos los empleados. No hay una regla exacta, pero se recomienda en un primer momento quedarse con parte del personal”, decía.

Por otro lado, no hay que dejarse encandilar por las condiciones de futuro de la farmacia y “hay que ser realista. Hay que tener paciencia. Los primeros años tras la compra son bastante duros”, puntualizaba AMAF.

Twitter
Suplementos y Especiales