Europa busca intervenciones de autocuidado dignas de incluir en las guías de práctica clínica

La UE se fija como meta la clasificación de estrategias en diabetes tipo 2, obesidad, EPOC e insuficiencia cardiaca
Herramientas
Madrid
|
21 sep 2018 - 12:00 h
|

El enfoque de la Unión Europea para hacer frente al desafío que suponen las enfermedades crónicas en un contexto de progresivo envejecimiento poblacional parte de una respuesta integrada centrada en la prevención desde todos los sectores y ámbitos de las políticas. Desde el apoyo al autocontrol y a la autogestión de las enfermedades se han desarrollado ya un interminable número de intervenciones, con resultados variables, que hacen que sea extremadamente complicado decidir cuáles son las más efectivas y las más rentables para diferentes propósitos y en diferentes contextos. Aclarar esta nebulosa es el objetivo prioritario de COMPAR-UE, un proyecto europeo con participación española que busca identificar, comparar y clasificar las intervenciones de autogestión más efectivas y rentables para adultos dentro de cuatro enfermedades crónicas de alta prioridad: diabetes tipo 2, obesidad, enfermedad pulmonar obstructiva crónica e insuficiencia cardíaca.

La necesidad de avanzar en la gestión de las enfermedades crónicas es un reto identificado en la Unión Europea hace muchos años. A nivel comunitario, estas patologías representan la principal causa de discapacidad, mala salud, jubilaciones anticipadas relacionadas con la salud y muerte prematura (unas 550.000 personas al año, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Generan impactos sociales y económicos considerables: entre el 70 y el 80 por ciento de los costos de la atención sanitaria en Europa surge de su tratamiento, con un costo para las economías comunitarias de 115.000 millones de euros, o el 0,8 por ciento del PIB anual.

Metaanálisis en red

El hecho, por ejemplo, de que las personas con diabetes proporcionen, según las estimaciones, el 95 por ciento de su propia atención da una idea de lo importantes que son las intervenciones de autogestión. Sin embargo, en muchos casos los pacientes y sus familias siguen necesitando apoyo para manejar su condición de manera óptima.

Contextualizado en el imprescindible papel del autocuidado, COMPAR-UE quiere dar a los responsables de la formulación de políticas, desarrolladores de directrices y profesionales sanitarios europeos herramientas para que tomen decisiones informadas sobre la adopción de las intervenciones de autogestión más adecuadas. Lo harán a través de una plataforma informática, y abordando el déficit de información que desde hace años se ha detectado en la materia.

De manera tradicional, la investigación de efectividad y coste-efectividad sólo compara dos o tres intervenciones, algo que impide que políticos y gestores tengan a su disposición la información que necesitan. Este programa, iniciado en enero de 2018 con una duración de cinco años, quiere permitir la comparación y clasificación simultáneas de múltiples intervenciones mediante el metaanálisis en red, una herramienta que ha demostrado su utilidad en el campo sanitario (su uso es muy común en los estudios farmacológicos) pero que aún no se había aplicado en el campo del autocuidado.

La Fundación Avedis Donabedian es la encargada de dirigir la validación de la taxonomía de las intervenciones de autogestión y de desarrollar un catálogo de resultados para las intervenciones de autogestión, además de tutelar la coordinación y gestión de todo el proyecto.

Priorizando la perspectiva del paciente

Uno de los primeros pasos de COMPAR-EU ha sido identificar y priorizar los resultados de las intervenciones de autogestión desde la perspectiva de los pacientes, o dicho de otro modo, descubrir qué resultados priorizan las personas que padecen diabetes tipo 2, EPOC, insuficiencia cardiaca y obesidad.

En futuras fases se sintetizará la evidencia existente sobre intervenciones de autogestión mediante de ensayos clínicos aleatorizados y se comparará la efectividad relativa de cada una en cada una de las cuatro enfermedades crónicas consideradas. Tras modelar el impacto de esas intervenciones desde la perspectiva de la eficiencia se desarrollarán y pilotarán pilotar herramientas de toma de decisiones que faciliten y diseminen el uso de las intervenciones consideradas más efectivas y se llevará a cabo un plan integral de difusión, comunicación y explotación para maximizar el impacto del proyecto COMPAR-EU.

Un proyecto busca clasificar intervenciones de autogestión más efectivas y rentables en 4 enfermedades crónicas

COMPAR-EU ya ha priorizado los resultados de las intervenciones desde la perspectiva del paciente

La Cronicidad en la UE, en tres cifras

70-80%

La mayor parte de los presupuestos sanitarios europeos se destina al abordaje de las enfermedades crónicas. Según las estimaciones, 7 u 8 euros de cada 10.

0,8%

El impacto económico de las enfermedades crónicas tiene otra visión si hablamos en términos de PIB: aproximadamente 115.000 millones anuales, un 0,8 por ciento.

500.000

Son los millones de euros que Europa espera haber invertido en cronicidad para el año 2020 desde su columna vertebral, el Fondo para Inversiones Estratégicas.

Twitter
Suplementos y Especiales