e-planning ad

Precios y reembolso de fármacos, principales barreras de crecimiento de la industria en 2019

Expertos llaman a adoptar estrategias de precios más flexibles para maximizar el retorno de la inversión
Herramientas
|
11 ene 2019 - 14:46 h
|

Según apunta la compañía de análisis de datos GlobalData, en el recién estrenado 2019, las presiones ejercidas sobre los diferentes agentes de la industria farmacéutica para bajar los precios se mantendrá y se prevé que se ejerzan tácticas de negociación agresivas para poder alcanzar este objetivo.

El último informe anual de perspectivas elaborado por la compañía acerca del estado de la industria durante este año, señala que el 51 por ciento de los encuestados —directivos de la industria a nivel mundial— consideran que las restricciones en los precios y el reembolso de medicamentos tendrán un impacto negativo notable en 2019.

Desde la empresa explican que hay hechos concretos que motivan este cambio, como la incertidumbre provocada por sucesos como la inestabilidad política en Estados Unidos —lo que ha motivado que los fabricantes incrementen el precio de un elevado número de medicamentos en este principio de año— o la derivada del proceso de Brexit. En datos, GlobalData cifra en un 6,3 por ciento el incremento de precio de los medicamentos, analizando tanto los de marca como los genéricos.

Bonnie Pain, directora global de Farmacia en GlobalData, hace referencia a que “las medidas para contener los costes, como los recortes en los precios o el reembolso de los medicamentos derivan en condiciones de mercado más duras para los fabricantes de medicamentos, por lo que se reducirán las ganancias de estas compañías”. A este respecto, Pain considera que para contrarrestar este efecto, “las empresas están reevaluando sus estrategias y su enfoque en el mercado”.

Siguiendo en esta línea, Bain aboga porque las empresas farmacéuticas “adopten estrategias de precios más flexibles para maximizar el retorno de la inversión y negociar con los pagadores tan pronto como les sea posible”. Y es que, según apunta, una de las consecuencias de esta situación podría ser que “las conversaciones con los pagadores sean mucho más difíciles y vayan más allá de temas de precios, para poder demostrar valor a subpoblaciones de pacientes específicas”.

Estrategias y escollos

En 2018, se observaron en el sector varios acuerdos entre compañías aseguradoras y prescriptoras médicas con los objetivos de mejorar la eficiencia de ambas y reducir costes, aunque todavía no se ha evaluado el impacto que estas alianzas podrán tener a largo plazo. A pesar de no contar con resultados, GlobalData incluye este tipo de convenios entre las tendencias para este 2019, ya que controlar el gasto maximizando los beneficios es uno de los fines del sector farmacéutico a nivel global.

Por otro lado, el 30 por ciento de los expertos del sector farmacéutico que participaron en la encuesta de la empresa de análisis de datos ven el vencimiento de patentes de determinados medicamentos biológicos como uno de los factores que más impacto tendrá en la industria farmacéutica, aunque desde GlobalData se mantienen cautos y vaticinan que, al menos a corto plazo, esta repercusión será menos importante de lo que se estima.

En esta línea, en el campo de los fármacos biológicos, se prevé que el ritmo de aprobación de medicamentos biosimilares siga siendo lento, ya que muchos de estos fármacos que tratan de salir al mercado, siguen encontrándose con grandes barreras a nivel legal; además, la diferencia de precio entre los biológicos de referencia y los biosimilares difiere en un 30 por ciento, lo que supone un ahorro menor del esperado en un primer momento.

A este respecto, Bain concluye que “a pesar del comienzo lento, todavía espero que los biosimilares contribuyan a ahorrar costos en Estados Unidos, aunque el nivel de ahorro dependerá de como se solucionen aquellos aspectos que siguen generando incertidumbre”.

Twitter
Suplementos y Especiales
e-planning ad