Investigadores reclaman 300 millones de euros para aumentar la supervivencia al cáncer

Herramientas
Madrid
|
07 nov 2018 - 15:05 h
|

El cáncer sigue siendo la primera causa de mortalidad por enfermedad en personas menores de 65 años en nuestro país y cada año se diagnostican en España 230.000 nuevos casos. Pese a ello, la inversión pública sigue estancada desde hace ocho años, con una disminución del gasto en I+D de más de 1.400 millones de euros en este periodo.

Es por esto que los investigadores españoles reclaman del sector público una inversión de, al menos, 300 millones de euros en I+D+i en los próximos años para aumentar la supervivencia al cáncer. “Actualmente la supervivencia al cáncer en España es del 53%. Tenemos que conseguir llegar al 70 por ciento en 2030, un reto que solo se conseguirá si se invierte más en investigación. Además se estima que para esa fecha habrá un aumento del 27 por ciento de nuevos casos en nuestro país”, ha señalado Carlos Camps, presidente de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica), jefe del servicio de Oncología del Hospital General de Valencia y catedrático de la Universitat de València. Camps ha dado a conocer el documento elaborado por Aseica “Investig-Acción: 5 claves para potenciar la investigación oncológica” en el que ha desgranado la situación actual de la investigación del cáncer en España y los objetivos que deberíamos alcanzar en 2030.

Así, se proponen una serie de reformas estructurales prioritarias que permitirían mejorar la situación actual de la investigación en cáncer en España y facilitar la coordinación entre centros de investigación y hospitales en beneficio del paciente. Una hoja de ruta que cuente con una reforma organizativa, un nuevo marco legal, cambios asistenciales, más formación y empleo y un aumento de la financiación.

En este sentido, Camps ha recalcado que “el Gobierno ha de garantizar un nivel de financiación pública estable que permita afrontar los retos planteados, con un aumento de un 4’5 por ciento de la inversión en I+D+I, que en 2018 fue de 7.044 millones. Además es necesario mejorar la fiscalidad del mecenazgo para que se incremente el porcentaje del PIB a la filantropía científica”.

<p>Investigadores reclaman 300 millones de euros para aumentar la supervivencia al cáncer</p>

Para el presidente de Aseica, el impulso a la investigación supone “una gran oportunidad” para desarrollar un sector bio-industrial de alto valor estratégico, científico y económico en nuestro país. “Estamos viviendo una profunda transformación de la investigación clínica y la asistencia sanitaria y tenemos una gran oportunidad para mejorar la salud pública y reducir los costes de nuestro sistema sanitario”, ha apuntado. Asimismo, ha puesto de manifiesto la necesidad de una reforma organizativa y legal para un mejor funcionamiento. “La apuesta por la innovación y la investigación requiere de una reestructuración del sistema en ‘centros de excelencia’, con un trabajo en red que funciona ya en la mayoría países europeos”, ha destacado.

Además, Camps ha reclamado una actuación urgente en el marco regulatorio, “los datos de los pacientes deben protegerse y regularse cuanto antes para que el marco jurídico no frene los avances de la ciencia”.

Por su parte, Xose Bustelo, investigador del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y del de Biomédica en Red de Cáncer, ha querido poner frente al espejo la situación de los investigadores y científicos españoles. España dedica sólo 286 euros por habitante al año para I+D. Esta cifra es notablemente inferior a la de los países de referencia, y se trata del único país en que el gasto en I+D ha bajado desde el inicio de la crisis. En comparativa, Alemania con 1.124 euros/habitante (+51 por ciento), Francia con 750 euros (+22 por ciento) o Italia con 356 euros (+14 por ciento) gastan más, y crecen, frente al estancamiento español, según datos del primer Informe sobre la Investigación e Innovación en Cáncer en España, elaborado por Aseica junto con la AECC y la Fundación La Caixa.

“El bajo nivel de inversión en I+D pone en peligro los buenos resultados alcanzados por los investigadores españoles. Además las ayudas estatales a formación de personal investigador se han visto disminuidas hasta en un 31 por ciento entre 2009 y 2016”, ha asegurado Bustelo.

Frente a este desolador panorama, Bustelo ha puesto en valor algunos datos positivos como que “2017 fue el año en el que más se ha destinado a investigar cáncer en España, con una cifra global proveniente del sector público, privado y europeo de 140,3 millones de euros. Pese a que la inversión pública en investigar cáncer en España se ha estancado, la financiación procedente de la filantropía ha aumentado un 178 por ciento y los fondos europeos un 46 por ciento”, ha incidido.

Además, en los últimos años, las instituciones españolas han generado más de 25.000 publicaciones científicas sobre el cáncer, contribuyendo al 3,25 por ciento de la producción mundial y situando a España dentro del ‘top 10’ de países que más publican. No obstante, la investigación en España hace mucho con pocos recursos: contando con casi la mitad de gasto en I+D per cápita respecto a otros países genera 627,5 publicaciones en cáncer por millón de habitantes, una cifra comparable a la de Francia (714,3 pub./mill. hab) y Alemania (774,67 pub./mill. hab).

Aseica Mujer, primer grupo colaborativo en clave femenina

El trabajo de las científicas e investigadoras también ha sido analizado en el marco del Congreso, aportando cifras que demuestran las dificultades a las que se someten las investigadoras en nuestro país.

En esta línea, Marisol Soengas, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas y miembro de ASEICA, ha señalado que “el número de mujeres investigadoras principales se sitúa entre el 30 y el 40 por ciento del total de investigadores principales. Además, cabe destacar que la edad media de las investigadoras principales es significativamente inferior que la de sus equivalentes masculinos. Ante el reto general de pérdida de talento, envejecimiento de la población investigadora principal y las dificultades en la renovación del talento científico, apostar por el talento joven significa apostar por el talento femenino, y viceversa”.

Con el objetivo de mejorar la competitividad de las investigadoras y sus posibilidades de éxito profesional, la Asociación ha creado Aseica Mujer, el primer grupo colaborativo que trabaja de forma activa para reducir la desigualdad, ofreciendo recursos digitales y presenciales para el público general y científico, desde un enfoque femenino.

“Aseica Mujer priorizará la visibilización del trabajo de las mujeres científicas, con actividades orientadas a potenciar la capacidad de liderazgo de las científicas, particularmente entre investigadoras jóvenes. Animo a investigadores y científicos, hombres y mujeres, que tengan estas inquietudes, que pasen a la acción y que se sumen a esta iniciativa”, ha explicado Soengas, una de las impulsoras del grupo.

Ayudas a la investigación

Por primera vez, Aseica ha destinado más de 100.000 euros en ayudas a la investigación. Una parte de estas ayudas irá destinada a los trabajos más punteros de investigadores jóvenes y también aquellos que cuentan con una trayectoria destacable. Estas ayudas son una de las novedosas iniciativas que ha desarrollado esta asociación bajo la presidencia que ostenta el doctor Carlos Camps.

Los proyectos ganadores se darán a conocer en el marco del Congreso Internacional de Aseica. Durante estos días la Asocación reúne a 400 de los mejores científicos e investigadores en cáncer de los principales centros y hospitales españoles y europeos, que han presentado los últimos avances en investigación oncológica.

Twitter
Suplementos y Especiales