El proyecto de e-receta privada suma a más profesionales sanitarios a la causa

Herramientas
Madrid
|
22 dic 2017 - 13:00 h
|

El modelo de receta médica electrónica privada está más cerca de constatarse tras dos meses y medio de análisis por parte del Grupo de Trabajo integrado por los Consejos Generales de Colegios Médicos y Farmacéuticos, distintas mutualidades como Muface, Isfas y Mugeju. Ahora, a este proyecto se han incorporando también los Consejos Generales de fisioterapéutas, podólogos y dentistas, presentes en la última reunión del grupo de trabajo.

Así las cosas, todos estos colectivos de profesionales sanitarios están unidos para ‘dar a luz’ a “un modelo único y pionero en Europa” de receta electrónica privada, destacaba el presidente del CGCOF, Jesús Aguilar.

Dicho Grupo de Trabajo, tal y como se esperaba desde hacía semanas, ha presentado un documento que recoge los diseños y resultados de los trabajos realizados, entendiendo que sólo son un primer paso que habrá que completar y continuar en trabajos posteriores de las diferentes organizaciones involucradas.

El documento presentado refleja los objetivos que el modelo en el que se está trabajando —y que se espera empezar a pilotar en el primer trimestre de 2018— atienda los siguientes objetivos: atender los criterios de eficacia asistencial y eficiencia de los sistemas, ser interoperable, facilitando la integración entre las diferentes organizaciones intervinientes y sus sistemas, basarse en estándares consensuados, así como optimizar los mecanismos de comunicación e interacción entre los sistemas.

Twitter
Suplementos y Especiales