e-planning ad

Andalucía se incorporará al sistema de compras centralizadas y suprimirá las subastas

La central estatal de compras ha ahorrado 267 millones de euros, según un informe del Ministerio de Sanidad
Herramientas
Madrid
|
11 ene 2019 - 14:55 h
|

Las subastas de medicamentos en Andalucía tienen los días contados. Con los acuerdos alcanzados por el Partido Popular con Ciudadanos y con Vox, se revertirá el modelo de subastas implantado por el gobierno socialista en sus años de mandato, una medida que siempre ha estado en el centro de la actualidad sanitaria andaluza. Así se contempla en el documento Medidas de desarrollo y prosperidad para un nuevo gobierno en Andalucía, acuerdo firmado por PP y Ciudadanos. Otra de las políticas que llevará a cabo el nuevo gobierno para revertir la situación sanitaria en Andalucía es su incorporación al sistema de compra centralizada que pone el Gobierno Central a disposición de las Comunidades Autónomas. De esta forma figura en el acuerdo alcanzado por PP y Vox, concretamente en el punto 25 de los 37 que han acordado ambas formaciones políticas.

Según el acuerdo alcanzado por PP y Ciudadanos, la Consejería de Salud sería liderada por los populares

El sistema estatal de compras tiene el objetivo de potenciar la equidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud, así como mejorar la transparencia y eficiencia en las adquisiciones de productos sanitarios, potenciando el ahorro. Además ayuda a favorecer la homogeneización de medicamentos y mejora la calidad y equidad en el SNS. Este sistema permite también acortar los plazos y agilizar los procedimientos posteriores de compra en los Servicios de Salud.

En este sentido, desde el 2013 se han llevado a cabo 15 licitaciones por un importe superior a los 2.700 millones de euros, en el que han participado 13 Comunidades Autónomas (Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana), junto con el Ministerio de Defensa, el de Interior y el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa).

Las compras realizadas en estos años han afectado a distintos tipos de medicamentos tanto sujetos a patentes (antirretrovirales, epoetinas o inmunosupresores) como no sujetos (antianémicos, antivirales o inmunoestimulantes). También han incluido productos sanitarios de distintos tipos, desde vendas y gasas hasta prótesis traumatológicas de cadera y hombro).

Ahorro de 267 millones de euros

El sistema de compras centralizadas ha supuesto un ahorro al sistema sanitario de 267 millones de euros entre los años 2013 y 2018, tal y como recoge un informe del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que se presentó en el Consejo Interterritorial celebrado en octubre de 2018.

Estos ahorros corresponden a la suma de los ahorros registrados y los atribuibles. Los primeros, que alcanzaron los 73 millones de euros, corresponden con ahorros contabilizados mediante actuaciones de seguimiento de los Acuerdo Marco. Por su parte, los ahorros atribuibles se corresponden con impactos de contratación de los precios, derivados de Acuerdos Marco, en años anteriores, así como con beneficios obtenidos por CCAA que no participan en los Acuerdos Marco, pero que toman los precios de adjudicación del Ingesa como precio de referencia en sus suministros.

El sistema central de compras ha supuesto un ahorro de 267 millones de euros entre los años 2013 y 2018

A pesar de los buenos resultados, el informe también alerta del estancamiento de convocatorias desde 2016 en este sistema. Por ello, el Ejecutivo instó a las comunidades a adoptar medidas para impulsar la iniciativa, y poder así superar las reticencias en el SNS, aprovechando los beneficios de las economías de escala en sus políticas de aprovisionamiento.

Esto hizo que el Consejo Interterritorial propusiera dos líneas de activación. La primera se centraría en buscar la potenciación de la participación de las Comunidades en la iniciativa de compras centralizada del SNS, como medida de racionalización, cohesión y eficiencia en el gasto público. La segunda, relacionada con los expedientes de revisión de precios, propone tomar en consideración la circunstancia de que el medicamento esté incluido en procedimiento de compra centralizada.

Consejería de Salud para el PP

Otra de las novedades que se han filtrado en los últimos días es el acuerdo al que han llegado el PP y Ciudadanos en torno al reparto de Consejerías. Según las informaciones la Consejería de Salud recaería en el Partido Popular, que tendrá que enfrentarse a estas y otras medidas de urgencia, como los recortes de profesionales , la reducción de las listas de espera o la gestión de los hospitales.

El sector farmacéutico celebra el fin de las subastas de medicamentos

Una de las principales medidas que llevará a cabo el nuevo Gobierno andaluz en el ámbito sanitario es la supresión de las subastas de medicamentos, una de las políticas del Gobierno andaluz que más polémica ha generado en los últimos años. Por ello, el sector de la farmacia tanto a nivel nacional como regional ha valorado muy positivamente la eliminación de esta medida.

En este sentido, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, director general de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg), ha comentado a EG que se trata de una política que rompe la igualdad del mercado nacional, recordando que ”son una medida que no se aplica de manera generalizada en ningún país de Europa”.

El presidente de Aeseg ha comentado que se reunirán con el nuevo Consejero de Salud de Andalucía, una vez sea nombrado, para proponerle algunas medidas en torno a los genéricos: “En Andalucía han de llevarse a cabo medidas de penetración del genérico similares al resto de España”.

También Manuel Pérez, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla, lanza un mensaje positivo sobre la desaparición de las subastas, una medida que define como “muy lesiva para la farmacia andaluza y para la población” andaluza. Pérez ha afirmado que esta política sanitaria ha generado muchos trastornos en la dispensación, “debido a los desabastecimientos”, y en la facturación, “a pesar del esfuerzo de muchos titulares de oficinas de farmacia por atender correctamente a los pacientes”. Por todo esto, el COF de Sevilla también trabaja en ciertas propuestas “para que las subastas se eliminen cuanto antes”.

Teresa Martín Giménez, presidenta de la Asociación de Farmacéuticos de Andalucía (Afaran), ha celebrado la noticia definiendo las subastas como una discriminación para los pacientes andaluces: “La dispensación mediante subastas hace diferentes a los andaluces, por lo que su eliminación aumentará las posibilidades de tratamiento”, asegura. Además, ha querido recordar que se trata de una solución que los pacientes llevaban tiempo reclamando y que por fin van a conseguir: “Más de 500 asociaciones de pacientes han reclamado su supresión y por fin lo han conseguido”.

Twitter
Suplementos y Especiales
e-planning ad