Sanidad afronta el CISNS de forma optimista y las CC.AA socialistas se quejan de ‘cacicada’

Fuentes del PSOE lamentan que la previa del Interterritorial (Comisión Delegada) fue “muy poco deliberativa”
Herramientas
Madrid
|
16 jun 2017 - 13:25 h
|

La reunión previa al Consejo Interterritorial (la Comisión Delegada) se celebró la semana pasada con el objetivo de elaborar un orden del día para el 21 de junio. Durante unas cuatro horas, los representantes autonómicos y del Ministerio de Sanidad fueron perfilando el listado de asuntos que serán objeto de debate este miércoles. Lo que pasó en esa ‘bunkerizada’ reunión difiere según el protagonista preguntado pero sí que coincide en un aspecto: el ambiente que reinará en el primer Interterritorial de Dolors Montserrat estará cargado.

Fuentes socialistas han confirmado a este periódico que las formas con las que el Ministerio afrontó la Comisión Delegada se alejan mucho del clima de consenso que predica la ministra. “Las comunidades en las que tenemos responsabilidad de Gobierno están disgustadas por cómo se desarrolló. Nos sorprende que se plantee una reunión de no más de cuatro horas en la que haya 30 puntos para discutir en el orden del dia. Se ha vivido una comisión delegada sin capacidad deliberativa y con temas que son muy importantes. Y tampoco hubo voluntad de dialogo por parte del Ministerio de Sanidad”, aseveran.

En concreto, y según confirman desde Extremadura, las críticas vividas en la Comisión Delegada se fundamentan en tres aspectos. “No se puede hacer un orden tan largo, cambiar el reglamento sin consultar primero e introducir cinco puntos que requieren acuerdos previos por parte de las comunidades”, aseguran. De la misma opinión son también en Baleares. Desde las islas consideran que la Comisión Delegada fue “atropellada y sin dar tiempo suficiente para debatir los temas en profundidad”. Además, se quejan de que se les hizo llegar “mucha documentación que no se pudo atender correctamente”. Por todo ello, además de instar a la ministra a celebrar cuatro Interterritoriales al año, Baleares pedirá que se celebre un Consejo extraordinario en julio para debatir los temas que no dén tiempo el próximo miércoles.

La Comunidad Autónoma de Baleares pedirá celebrar un Interterritorial extraordinario en el mes de julio

Estas sensaciones vividas por las comunidades de signo socialista son diametralmente opuestas a las que expresó el secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza. “Fue una comisión muy optimista, no puedo contar nada más. Solo que comienza un nuevo tiempo, nueva etapa donde todos tenemos que trabajar unidos. La labor del Ministerio es fundamental, que sepamos todos que trabajamos para los ciudadanos, estemos donde estemos... Puedo estar en Madrid y puedo necesitar atención en otra comunidad. La cohesión es fundamental y es hacia donde tenemos que ir y la tenemos que garantizar. El Interterritorial tratará asuntos muy relevantes con la cohesión como eje”, dijo.

De la Comisión Delegada se puede extraer que esta semana se vivirá un ambiente tenso en el Interterritorial. Se debatirán, además de profundizar en la cohesión dentro del Sistema, temas como el nuevo papel del Consejo y su nuevo reglamento, la extensión del Plan para la hepatitis C o las estrategias a seguir con el acceso a la innovación —las comunidades socialistas pondrán el foco en este tema junto a las nuevas fórmulas de financiación autonómicas—. Todo ello bajo el paraguas de un Ministerio de Sanidad que quiere recuperar la bandera del liderazgo. También habrá tiempo de abordar nuevos avances en la estrategia sociosanitaria y en la fórmular para resarcir a las víctimas de la talidomida.

El secretario general de Sanidad asegura que el Consejo girará en torno a la cohesión del Sistema Nacional de Salud

Uno de los temas principales —que aúna acceso a la innovación y financiación— será la actualización de la Estrategia Nacional Contra la Hepatitis C. Así lo explica a EG el coordinador de la Alianza para la Eliminación de Hepatitis Víricas, Javier García-Samaniego, al asegurar que el Gobierno llevó a la Comisión Delegada una actualización y ampliación de la misma. Se trata de una propuesta donde se plantea la universalización del tratamiento antiviral a todos los grupos de pacientes, con independencia de la gravedad de la enfermedad. Además, se incorporan nuevos medicamentos financiados, incorporando la eficiencia a los criterios que rigen la selección de los medicamentos. Del mismo modo, proponen extender el Plan hasta el 2020. En definitiva, este paso más, a juicio de García-Samaniego, es una buena noticia para pacientes y profesionales. Desde el punto de vista económico, El Ministerio calcula que la universalización del plan —que no es otra cosa que tratar a todos los diagnosticados, sea cual sea su grado de fibrosis— necesitará una inversión de 2.498 millones de euros durante los próximos 11 años, es decir, algo más de 220 millones de euros, cifra similar a la anunciada por Dolors Montserrar para este año. La actualización del Plan también afectará a los fármacos que se incluyan. Además de los ya conocidos, los pacientes tendrán a su disposición Epclusa y Zepatier.

Junto a este tema, la incógnita sigue girando en torno al Real Decreto de Precios. Las comunidades autónomas exigirán ver avances en este sentido para arrojar luz sobre las nuevas ideas relacionadas con los criterios de financiación y los mecanismos para ajustar el grado de innovación.

Twitter
Suplementos y Especiales