Las administraciones redoblarán esfuerzos contra la hepatitis C

La Rioja, Madrid y Comunidad Valenciana son las comunidades con mejores ratios de pacientes tratados
Herramientas
Madrid
|
07 jul 2017 - 14:20 h
|

“Dos años no es nada pero lo que se ha conseguido es impresionante”. Esta es la frase que condensa todo el trabajo que se ha realizado en torno a la Estrategia Nacional contra la Hepatitis C cada uno de los eslabones de la cadena sanitaria. Su autora ha sido María Río, directora general de Gilead, durante la inauguración de la jornada ‘La hepatitis C: un reto mundial’, promovida por Wecare-u y Fundamed con el apoyo de la Asociación Española para el Estudio del Hígado, la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España y la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, además de la colaboración de Abbvie, Gilead y MSD.

La jornada contó con la participación del Ministerio de Sanidad así como de las comunidades autónomas de Madrid y Valencia. Los tres representantes coincidieron en resaltar el éxito que ha supuesto el Plan Nacional así como en señalar los retos que están por alcanzar. El principal de estos objetivos es la eliminación de la hepatitis C en España —término con el que los especialistas hacen referencia a la ausencia de casos nuevos de la enfermedad—. Para ello, desde el ministerio señalan el proyecto de estudio de prevalencia. “Hemos usado el trabajo realizado por la comunidad autónoma de Navarra y, mediante extrapolaciones, hemos visto que el problema parece menor del que pensábamos”, dijo Maravillas Izquierdo, subdirectora de la Cartera Básica de Servicios y Farmacia del Ministerio. Además, señaló que a corto plazo se dará entrada a dos nuevos medicamentos, para los que pidió “la colaboración de la industria para hacer el proceso de financiación más fácil”.

Las compañías que hasta ahora han ofrecido un medicamento incluido en el Plan Nacional han rubricado contratos que han permitido que el precio actual sea mucho menor y permita la democratización de los tratamientos, tal y como se acordó el pasado 21 de junio en el Consejo Interterritorial. Si en 2015 el precio medio se situaba en 26.604 euros, un año después suponía una inversión para el sistema de 12.842. “Ahora en 2017 los pacientes que están siendo tratados pertenecen en mayoría a la fibrosis 1”, dijo José Manuel Ventura, subdirector general de Farmacia de la Comunidad Valenciana.

Desde la Comunidad de Madrid —segunda en el ratio por pacientes tratados según datos del ministerio por detrás de La Rioja y delante de Comunidad Valenciana— también se han emprendido diversas acciones para cumplir con el plan y, ahora, extenderlo. “Tenemos 71 nuevos profesionales sanitarios, de los cuáles 20 son farmacéuticos de hospital, destinados a esta patología”, dijo María José Calvo, subdirectora de Farmacia de la Comunidad de Madrid. Además, mediante un observatorio creado para el efecto, se está trabajando en la elaboración del Libro Blanco de la Hepatitis C.

Uno de los temas que provocaron más debate fue la pertenencia de elaborar cribados universales. María Buti, presidenta de la Asociación Española para el Estudio del Hígado, explicó que es uno de los puntos claves para conseguir la eliminación de la enfermedad, junto al acceso universal y usar tratamientos como prevención. Desde la Comunidad Valenciana tienen claro que el cribado universal es coste/efectivo, por lo que su comunidad no dudará en su implantación. Ante esta aseveración, Calvo también explicó que “si los datos así lo demuestran”, su comunidad también optará por establecer cribados universales. Esta fórmula permitiría también a las oficinas de farmacia poder poner su grano de arena en el Plan Nacional.

El reto de Instituciones Penitenciarias

Con la excepción de alguna comunidad autónoma, como es el caso de Cataluña, la administración responsable de la sanidad en Instituciones Penitenciarias es el Ministerio del Interior. Hasta hoy, el acceso a los medicamentos para la población reclusa no está al mismo nivel que para el resto de la ciudadanía. Con datos de 2016, sólo el 24 por ciento de los presos en estadíos graves de hepatitis C ha recibido tratamiento con los últimos antivirales aprobados.

Durante la jornada, la problemática fue puesta sobre la mesa por el subdirector de Farmacia de la Comunidad Valenciana, José Manual Ventura. “Desde el punto de vista sanitario se trata de un paciente más. Nosotros estamos tratando a la población reclusa y pagando nosotros los medicamentos; ya litigiaremos después con el Ministerio del Interior para reclamar la factura”, dijo. Para la administración valenciana, la gestión del Plan Estratégico contra la Hepatitis C tiene su talón de Aquiles con esta parte de la ciudadanía. “No está resuelto el problema y debemos seguir trabajando”, explicó Ventura.

Twitter
Suplementos y Especiales