Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal

GSK y Fundamed reúnen a todas las entidades implicadas en el II Foro de Salud Pública sobre vacunas en España
Herramientas
|
07 dic 2018 - 12:37 h
|

La primera vez que GSK y Fundamed organizaron el II Foro de Salud Pública sobre vacunas en España se dio el pistoletazo de salida a una realidad palpable hoy: el calendario vacunal a lo largo de toda la vida ya está aquí, y muestra de ello, tal y como confirmó Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos, es que Madrid se reunirá el 17 de este mes para analizar las propuestas del Ministerio. En la segunda edición de este foro, el debate giró en torno a los nuevos antígenos que pueden mejorar tanto esta estrategia de inmunización como la infantil, los modelos de adquisición de vacunas y su anterior discusión sobre su pertinente financiación o dirigir la mirada a los países europeos para ver qué estrategias se pueden emular.

Como telón de fondo, la necesidad de pasar de un sistema reactivo a otro proactivo, un dogma que responde a la necesidad de tomar medidas de prevención y promoción de la salud frente al envejecimiento de la población. Una de las herramientas de prevención más eficientes son las vacunas. Sin embargo, la inversión en España se sitúa en torno al 0,3 por ciento, unos 200 millones de los 68.000 que cuesta sostener el Sistema Nacional de Salud, según el estudio ‘Human Vaccines Immunotherapeutics’. Sobre esta base, el II Foro de Salud Pública sobre vacunas en España ha querido que sociedades científicas, industria, pacientes y Ministerio de Sanidad debatiesen sobre la importancia de las políticas de vacunación, para generar un documento que recoja sus inquietudes.

Existe en España un problema de tiempos en relación a la incorporación de vacunas a la cartera básica de servicios. La directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, reconoció que es “un proceso largo y tedioso” pero que se justifica en la búsqueda de la calidad, excelencia y equidad. “La decisión de incorporar una nueva vacuna responde a la situación epidemiológica, la carga de enfermedad, la valoración de la morbilidad, etc. Cuando alguna de estas situaciones se produce, se reúne toda la ponencia de expertos que tienen representantes en cada comunidad y se elabora un borrador que se pasa a 19 Sociedades Científicas. Se vuelve a discutir y cuando se asume por consenso se pasa a la Comisión de Salud Pública. Aprobado, se pasa al Interterritorial. También tiene que pasar por Farmacia porque se tiene que incluir en el presupuesto y en la cartera de servicios” reconoce Aparicio. Sobre este proceso, además, siempre sobrevuela la visión científica del Carlos III. “Nuestro papel es mayormente generar evidencia que ayude a la gente que tome decisiones”, dice Julio Vázquez, director del Centro Nacional de Microbiología de este organismo.

La decisión de precio también retrasa el acceso. “Cada vacuna es diferente pero dentro de las intervenciones sanitarias las hay altamente coste-efectivas. El problema es que tienen un coste inicial en el momento de su administración y otros costes que se alargan a lo largo de vida del paciente”, asegura la presidenta de la Asociación Española de Economía de la Salud, Laura Vallejo. María del Carmen Magro, coordinadora del Grupo de Inmunología de Sefac, completa el puzzle haciendo referencia a la financiación. “¿No hay un término medio de financiación, a través de receta, en el que el paciente pudiera permitirse comprar una vacuna sin tener que pagar el 100 por 100 del coste?”, pregunta. En su opinión, estudiar esta posibilidad podría ampliar la cobertura vacunal. Y finaliza: “Debemos de aprender de otros países y sería bueno trabajar en modelos europeos que están teniendo su éxito”.

Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología, añade que “el problema” para desarrollar políticas vacunales novedosas es la disponibilidad presupuestaria. “En este escenario, un aspecto importante es el 0,3 por ciento del total del gasto sanitario; esto tiene que actuar como elemento disuasorio a los que tienen la osadía de definir que las vacunas es un negocio”, afirma.

Desde la perspectiva del paciente, el presidente de la AGP, Juan Manuel Ortiz, defendió que su visión no es cortoplacista. “Sería bueno valorar cuánto es el coste de un paciente vacunado de por vida sobre el calendario actual para estimar el coste de vacunación a lo largo de la vida del mismo”, afirmó. Asimismo, Javier Font, vicepresidente segundo del CGCOM, añadió que para que la visión de los pacientes no se desviertúe “es importante el denunciar mensajes equívocos que ponen en riesgo a la población”.

A todo este proceso hay que añadirle la posterior adquisición mediante un modelo de central de compras. El problema aquí es que tampoco existe unidad y no todas las comunidades se adhieren. “Se ha hecho un esfuerzo con las compras centralizadas; nuestro deber es buscar el mejor precio para todos pero somos conscientes también de nuestras debilidades”, explica Aparicio.

Además de que la central de compras no anima a todas la comunidades, también se observa un vicio en el acuerdo marco actual para la adquisición de vacunas. “Una herramienta que se destina a la adquisición de 24 lotes y 7 se quedan desiertos ya habla, de primera entrada, de que es muy frágil, no ofrece seguridad y está además ralentizando el proceso de compra y de llegada definitiva de las vacunas a las comunidades”, afirma Ana Hernando, directora de Relaciones Institucionales en el Área de Vacunas de GSK España. De igual forma, Guillermo de Juan, vicepresidente y director de Government Affairs de la compañía, destaca que se debe seguir avanzando en la garantía de suministro y la seguridad jurídica en los procedimientos de adquisición. “Estamos ante una permanente presión a la baja de los precios de las licitaciones y eso arriesga la viabilidad de los procesos y puede generar situaciones de emergencia, como lotes desiertos de vacunas o bien en adjudicaciones a un único proveedor”, alerta.

<p>Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal</p>

El II Foro de Salud Pública también analizó las próximas novedades que están o deberían estar cerca de incluirse en los calendarios vacunales. “Por cronología y por experiencia clínica acumulada en el mundo, rotavirus es un antígeno que pensamos debería estar en el calendario vacunal”, asegura el coordinador del Comité de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, David Moreno. Asimismo, y mirando hacia el recién estrenado calendario para toda la vida, Miren Basaras, presidenta del Grupo de Estudio de Vacunas de la Seimc, recomienda “pensar en la vacuna tetravalente y la antineumocócica”.

Apuntalar la formación

El último punto que abordó esta reunión fue el de la formación de los profesionales. Existen muchas fallas por solventar, pero uno de los más gráficos en explicar la problemática fue Moreno. “En la residencia de Pediatría, el 95 por ciento estamos en el Hospital, donde no se suelen usar habitualmente vacunas salvo casos muy esporádicos. Yo, como pediatra, salí mi primer año como especialista con una formación en vacunas prácticamente nula”, dice. Asimismo, Eugenia García, miembro del Grupo de Trabajo de Semergen de Actividades Preventivas y Salud Pública, explica que en una futura reforma de planes de estudio “vacunología debe tener mayor carga porque la Unión Europea (UE) lo pide así”.

La falta de formación en las universidades también fue resaltada por el coordinador del grupo de trabajo sobre vacunas de Sespas, José Tuells. “Estamos haciendo un análisis y recogiendo información pero los resultados son penosos; hay carreras o grados en los que los alumnos dicen que reciben una hora de vacunas en una asignatura o un seminario en una sola tarde”, afirma. La opinión de este experto fue reforzada con la opinión de José María Molero, miembro del grupo de trabajo de enfermedades infecciosas de SemFyC. “Las vacunas tienen que formar parte de los programas formativos que la Administración facilita y que los profesionales se vacunen para recomendar la vacunación”, dijo. En esta etapa donde se demanda más y mejor formación, los enfermeros también reivindican su papel con las vacunas. “Tenemos una labor sin duda súper potente en lo que tiene que ver con la prevención, la educación sanitaria y la posibilidad de que pacientes y familiares se vacunen”, dijo Diego Ayuso, secretario general del Consejo General de Enfermería.

Las frases

<p>Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal</p>

Pilar Aparicio, directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad

“Debemos buscar el mejor precio pero somos conscientes de nuestras debilidades”

<p>Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal</p>

Laura Vallejo, presidenta de la Asociación Española de Economía de la Salud

“Dentro de las intervenciones sanitarias hay vacunas altamente coste-efectivas”

<p>Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal</p>

Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología

“El 0,3% del gasto debe actuar como disuasorio ante quienes osan decir que las vacunas son un negocio”

<p>Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal</p>

Guillermo de Juan, vicepresidente y Government Affairs de GSK en España

“Estamos ante una permanente presión a la baja de los precios”

<p>Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal</p>

María del Carmen Magro, coordinadora del Grupo de Inmunología de Sefac

“¿No hay un término medio para que el paciente pueda comprar una vacuna sin tener que pagar el 100%?”

<p>Es hora de pensar qué nuevos antígenos pueden mejorar la estrategia vacunal</p>

David Moreno, coordinador del Comité de Vacunas de la Asoc. Española de Pediatría

“Por cronología y experiencia, rotavirus es un antígeno que debería estar en el calendario vacunal”

Twitter
Suplementos y Especiales