El reto del Interterritorial de Toledo: rubricar un acuerdo en financiación

Tres grupos de trabajo creados en torno a cinco áreas serán los encargados de priorizar las necesidades del SNS
Herramientas
Madrid
|
27 abr 2018 - 13:29 h
|

Suficiencia financiera, nuevas innovaciones, modelo de cartera asistencial, relación de pacientes e industria y eficiencia. Serán los cinco pilares del documento que el Ministerio y las Consejerías de quieren remitir al Consejo de Política Fiscal y Financiera para su consideración en los trabajos de reforma del modelo de financiación autonómica... Cinco pilares que confirman, como no podía ser de otro modo, el importante peso que el componente farmacéutico tendrá en esta reunión, prevista en principio para el 16 de mayo, así como el tremendo reto que aún queda por delante. Si difícil ha sido llegar hasta esta cita, mucho más difícil será salir de ella con un acuerdo.

Sin duda, parte del trabajo de los grupos que se han creado para preparar el Interterritorial monográfico —cada uno compuesto por unas 5 ó 6 comunidades autónomas— será limar estas asperezas, procurando dejar de lado las demandas individuales en beneficio de las necesidades del conjunto del sistema. Las diferencias de opinión ya surgieron la semana pasada: Castilla-La Mancha y Andalucía pusieron sobre la mesa devolver a la financiación sanitaria su carácter finalista, un debate que inevitablemente acabó ligado al de la universalización y la derogación del 16/2012. “Antes de decidir qué inversión en salud necesitamos, deberíamos saber qué modelo queremos”, expuso Patricia Gómez Picard, consejera balear. Y en este marco, e impulsada por el anuncio de nuevas ayudas al copago farmacéutico para parados valencianos, la titular valenciana, Carmen Montón, instó a la ministra a demostrar cuál ha sido el ahorro generado por los copagos, en términos económicos y de salud.

Pero, aunque consensuar un documento que enmarque los retos sanitarios presentes y futuros vaya a ser complicado, no es imposible. En primer lugar, porque la necesidad impera. En segundo lugar, por unos signos positivos que también se han dejaron ver durante el último Interterritorial.

Toda vez que derogar la reforma sanitaria no entra en los planes del Gobierno, el compromiso adquirido por Dolors Montserrat de retomar el diálogo y valorar las posiciones, de cara a encauzar un posible pacto sanitario, pueden ser una buena guía para el consenso. En segundo lugar, las comunidades autónomas parecen empezar a ser conscientes de que la suficiencia financiera del sistema va más allá de la propia financiación. “No sólo se trata de dinero; también de la coordinación de servicios”, dijo el consejero de Sanidad de Galicia, Jesús Vázquez Almuiña. A su juicio, trabajar juntos para conseguir mejores precios en tecnología, o para desinvertir en lo que ofrece menos valor, también ayudará a la sostenibilidad.

Twitter
Suplementos y Especiales