El Plan de Hepatitis C cumple dos años entre halagos y cuentas pendientes

Los actores políticos destacan el número de pacientes atendidos pero critican la gestión sanitaria
Herramientas
Madrid
|
31 mar 2017 - 14:00 h
|

Ya han pasado dos años desde que un Consejo Interterritorial diera luz verde a una de las estrategias terapéuticas más importantes del SNS. El reconocimiento a su alcance y diligencia a la hora de aplicarlo es unánime entre los partidos políticos aunque también existen duras críticas que recaen sobre la gestión sanitaria del Plan y la transparencia respecto a los datos. “No nos vamos a quedar aquí. Redoblaremos esfuerzos para continuar reduciendo la morbimortalidad, trabajaremos en la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y para que los antivirales innovadores sigan disponibles para todos los que lo necesiten” remarca el secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza.

El Ministerio de Sanidad ha facilitado el número de pacientes tratados (69.000) y los millones de euros invertidos, pero desde la oposición se argumenta que no se conocen por comunidades autónomas y que la cifra invertida es prácticamente el doble a la estimada en el plan: de 1.600 millones, según Dolors Montserrat, invertidos en 2015 y 2016 a los 781 que recogía el Plan para tres años. “El coste de los medicamentos ha pasado de los 15.000 euros por tratamiento que nos dijeron a los 25.000”, explica Jesús María Fernández, portavoz socialista en la Comisión de Sanidad.

Fernández reconoce que “ha sido un buen Plan”, pero, junto a la opacidad en los datos, critica que se ha quedado a medias en varias cuestiones. “No hay nada sobre la prevención, sobre el registro de pacientes y hay retrasos en la atención a enfermos como la población reclusa”, añade el diputado socialista.

Las críticas y halagos llegan también desde Podemos. La portavoz en la Comisión de Sanidad. Marta Sibina, considera que el Plan “nació obsoleto” pero admite que se empieza “a ver la luz”. Sin embargo, la diputada critica que no se está trabajando para afrontar el futuro. “El SNS sigue sin tener una estrategia de incorporación de innovaciones disruptivas de alto coste y valor y no se han planteado adhesiones a nuevos modelos de innovación que permitan facilitar esto”, asegura. Por ello, avanza que han trabajado en una Proposición No de Ley que llevarán próximamente al Congreso para “asumir y apoyar las recomendaciones del Panel de Alto Nivel sobre Innovación y Acceso”.

La mezcla entre bondades y defectos también ha sido la línea argumental de Ciudadanos. Su portavoz sanitario, Francisco Igea, asegura que el Plan es “un caso de éxito para los pacientes pero existe una gestión nefasta que ha evidenciado la fractura del sistema en cuestiones como la equidad, la transparencia y el avance en el registro de pacientes”, explica.

Twitter
Suplementos y Especiales