El pacto con Farmaindustria, “un éxito” abierto a otros proveedores

El Gobierno pide que se adhieran al protocolo del gasto/PIB todas las comunidades autónomas, las que están en el FLA y las que no
Herramientas
Madrid
|
05 ene 2017 - 12:00 h
|

Bombo y platillos para la renovación del Pacto de Sostenibilidad entre el Gobierno y Farmaindustria. Los ministros de Sanidad y Hacienda, Dolors Montserrat y Cristóbal Montoro, y el presidente de la patronal farmacéutica innovadora, Jesús Acebillo, acompañados del secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, han reafirmado sus compromisos para 2017 apoyados en que el protocolo “no es un gasto, sino una inversión”, además de un “motor” para el sistema. Tanto, que el Ejecutivo prevé hacerlo extensible a otros proveedores sanitarios.

En varias ocasiones durante la firma los responsables ministeriales hicieron referencia al éxito que ha supuesto el protocolo del gasto/PIB, gracias al cual se está “cerrando el círculo” al garantizar la sostenibilidad y mejorar el acceso a las innovaciones. Pero señalaron que es necesario que todas las administraciones apuesten por él. Hoy, la adhesión al mismo es obligatoria para todas las comunidades adheridas al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y voluntario para las demás. No todas las de este segundo listado se han acogido al Pacto de Sostenibilidad, algo que según el Gobierno tiene que cambiar. A su juicio, todas las comunidades deberían adherirse a él, tanto las que están en el FLA como las que no.

Precisamente en enero se liberarán nuevos fondos FLA, estimados por Cristóbal Montoro en torno a los 1.400 millones de euros. Previamente se desbloquearán 3.080 millones que, según Hacienda, permitirán seguir garantizando la sostenibilidad del Estado del Bienestar.

El Convenio mantiene lo previsto en el acuerdo firmado el año pasado, que preveía una duración de doce meses y la posibilidad de renovación anual hasta un máximo de tres años. Se vertebraba sobre la conciliación de los objetivos del Estado sobre déficit público y sostenibilidad del SNS, las necesidades sanitarias y farmacéuticas de la población y los retos de futuro de un sector industrial fundamental para la economía española como es el farmacéutico. En este sentido, la renovación responde al cumplimiento de tales objetivos y al clima de diálogo y colaboración que Gobierno y Farmaindustria han venido manteniendo a lo largo de este tiempo.

El Convenio obliga a acompasar el crecimiento del gasto público en medicamentos al del PIB, de modo que permita al Gobierno cumplir sus objetivos de ajuste presupuestario y garantizar al tiempo el acceso de los pacientes a los medicamentos necesarios. En el caso de que se sobrepase el umbral de gasto previsto, porque las necesidades terapéuticas de la sociedad superen al desarrollo de la economía, Gobierno y Farmaindustra se comprometen a plantear fórmulas que lo hagan compatible, incluidas compensaciones por parte de la industria.

Twitter
Suplementos y Especiales