El nuevo Plan de Estabilidad lleva al 5,59% del PIB el gasto sanitario para el año 2021

Herramientas
Madrid
|
04 may 2018 - 14:06 h
|

El debate sobre el futuro de la financiación sanitaria se acerca al Consejo Interterritorial Monográfico con los motores a toda potencia. Si una de las patas de ese debate girará en torno a la suficiencia del sistema, el grupo de trabajo formado al respecto tendrá mucho de lo que hablar después de la reunión del Consejo de Ministros del pasado 27 de abril, fecha en la que se aprobó la actualización del Programa de Estabilidad del Reino de España 2018-2021 para su remisión a Bruselas. El nuevo plan presupuestario confirma, según el Gobierno, que el PIB español “encadenará ocho ejercicios consecutivos al alza”. Sin embargo, esa recuperación sigue sin hacerse notar en materia de financiación sanitaria. Por contra, el Ejecutivo prevé seguir adelgazando la porción correspondiente a la Sanidad dentro de la tarta del Producto Interior Bruto, hasta llegar al 5,59 por ciento en el año 2021.

Desde el punto de vista funcional, atendiendo a la finalidad del presupuesto, la suma de las partidas destinadas a Sanidad, Educación y Servicios Sociales constituyen el 61 por ciento de los créditos totales del presupuesto de gastos para este año, en línea con el porcentaje del 62,41 por ciento que suponían sobre el presupuesto inicial de 2017. En 2018, el Gobierno tiene como objetivo que España salga del Procedimiento de Déficit Excesivo y que se cierre al año con un déficit del 2,2 por ciento del PIB para “seguir enviando a los mercados un mensaje de prudencia y sensatez en el manejo de las cuentas públicas”. En este mensaje se entienden los nuevos objetivos de control del gasto sanitario: el primer esfuerzo presupuestario se prevé ya para este año, que según las previsiones finalizará con un peso del 5,87 por ciento del PIB. La cifra bajará hasta el 5,77 por ciento para el año 2019 y hasta el 5,66 por ciento en 2020.

Entre las tareas para este año, el Gobierno destaca ante la Comisión que este ejercicio continuará el proceso iniciado en 2017 para la reforma del Sistema de Financiación Autonómica. Informa para ello de que el 21 de marzo de 2018 finalizaron en el seno del Comité Técnico Permanente de Evaluación los trabajos y discusiones técnicas necesarios para reformar el sistema y asegura, aunque sin establecer un calendario para ello, que se presentará un borrador de informe sobre las posibles modificaciones del sistema que se fundamente en los principios de solidaridad, suficiencia, equidad, transparencia y corresponsabilidad fiscal, garantizando un sistema justo y equitativo. Tras ser discutido en el Comité Técnico Permanente de Evaluación, este informe será elevado posteriormente al Consejo de Política Fiscal y Financiera y negociado de forma multilateral con las comunidades autónomas. Se discutirá y votará la propuesta de reforma en el CPFF, a partir de cuyo acuerdo se elaborará y aprobará el Proyecto de Ley de Reforma del Sistema, que se remitirá a las Cortes Generales para su tramitación y aprobación.

Medidas

Asimismo, España hace un nuevo repaso de las medidas tomadas hasta ahora en el marco del gasto sanitario. Así, señala que el 26 de octubre de 2017 se elevó por primera vez a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos el informe sobre el grado de cumplimiento en la evolución del gasto en materia de productos farmacéuticos y sanitarios previsto en el marco del Instrumento de Apoyo a la Sostenibilidad del Gasto Farmacéutico, y que se han establecido mecanismos de cooperación bilateral con las seis comunidades autónomas que superaron el límite de gasto en 2016, para el estudio y análisis de posibles medidas correctoras.

Respecto a la firma de protocolos y convenios de colaboración con agentes del sector, el nuevo plan de estabilidad apunta que los resultados del protocolo de colaboración suscrito el 4 de noviembre de 2015 con la patronal farmacéutica han determinado que el crecimiento del gasto en medicamentos originales no genéricos del Sistema Nacional de Salud en el ejercicio 2016 fuera inferior a la tasa de referencia de crecimiento del PIB de medio plazo de la economía española. En esta línea, añade que en 2018, después de la prórroga de la vigencia del convenio suscrito con Farmaindustria el pasado 27 de diciembre, anuncia que se evaluarán los datos definitivos sobre la evolución registrada en el pasado año y se procederá a definir los efectos concretos resultantes de dicha evolución.

Aparentemente, de nada servirán los esfuerzos realizados y prometidos por el Gobierno español. El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, advirtió que España debe proseguir con los esfuerzos para reducir el déficit, al empeorar sus perspectivas de déficit para España. La Comisión estima que acabará 2018 cuatro décimas por encima de lo previsto por el Ejecutivo español.

Twitter
Suplementos y Especiales