El NICE extiende las evaluaciones aceleradas a más tratamientos

Las fast-track acelerarán el acceso de los pacientes a fármacos que sean coste-eficientes
Herramientas
Londres
|
17 mar 2017 - 13:00 h
|

El avance hacia la evaluación acelerada de medicamentos en Reino Unido es un hecho. Así lo aprobó el consejo del NICE el pasado 15 de marzo, junto a otros cambios en los procedimientos de la agencia evaluadora británica. Estos suponen la introducción de una nueva opción rápida para evaluar tratamientos que ofrecen un “valor excepcional”, es decir, innovaciones. El objetivo es que los fármacos estén a disposición de los pacientes un mes después de que sean autorizados. De este modo, una vez que los cambios propuestos por la agencia británica se apliquen —a partir del 1 de abril—, el beneficio para los pacientes de adoptar esta fast-track o vía rápida, se traducirá en la posibilidad de acceder cinco meses más rápido a los tratamientos que sean más coste-eficiente.

Otro de los cambios aprobados consiste en la realización de una prueba de impacto económico. Así, los fármacos que cuesten más de 20 millones de libras al año (en los tres primeros años de su uso), activarán la negociación entre la compañía y el sistema nacional de salud británico (NHS) para mitigar su impacto. En caso de que no se alcance un acuerdo, el NHS podrá solicitar al NICE un plazo extendido para introducir el fármaco progresivamente. Un proceso que esperan que no dure más de tres años.

De este modo, las evaluaciones por la ‘vía rápida’ se aplicarán a los medicamentos con un coste estimado por año adicional de vida ajustada a la calidad de menos de 10.000 libras, y que ofrecen una relación calidad-precio excepcional. Así el NICE establece un umbral máximo medio de 20 a 30.000 libras por QALY. Por otra parte, los medicamentos para enfermedades muy raras serán evaluados en relación con una escala variable. Así, cuanto más cueste el medicamento, mayor beneficio para la salud deberá proporcionar, con el fin de que el NICE lo apruebe para uso habitual en el NHS.

Hay que recordar que estos cambios ya fueron anunciados por el organismo evaluador británico a finales de 2016 como ya informó EG. Son producto de la consulta conjunta abierta en octubre (durante 12 semanas), para que los agentes plantearan sugerencias. Así, las aportaciones no han caído en saco roto, como explica el director ejecutivo del NICE, Andrew Dillon, “hemos escuchado atentamente” y, por eso añade, “hemos hecho algunos cambios”. Con ello se refiere a que van a considerar la viabilidad de extender el proceso de evaluación rápida a un grupo más amplio de tratamientos, entre los que se incluyen dispositivos médicos y de diagnóstico en los próximos dos años. Así, Dillon considera que los cambios aprobados “mejorarán nuestra capacidad de optimizar el acceso a tratamientos innovadores a la luz del importante desafío financiero que enfrenta el NHS”.

Además de acelerar el acceso de los pacientes a las innovaciones, el nuevo enfoque de NICE “demuestra que el NHS está dispuesto a pagar mucho más por tratamientos que pueden transformar la calidad de vida de los pacientes”, manifestó, John Stewart, comisionado especial del NHS. Con la medida se trata de favorecer la entrada de fármacos innovadores mientras se genera un beneficio para los pacientes y se mitiga el impacto presupuestario del NHS.

Twitter
Suplementos y Especiales