El Fondo de Cohesión rompe el clima de acuerdo en la Comisión de Sanidad

El PP no respaldó la propuesta socialista que contó con apoyo de Podemos y la abstención de C’s
Herramientas
Madrid
|
25 nov 2016 - 15:00 h
|

La aprobación de la Proposición No de Ley para recuperar el Fondo de Cohesión (gracias al apoyo de Podemos y la abstención de Ciudadanos), presentada por el grupo socialista, fue el único punto del día de la Comisión de Sanidad que causó revuelo entre los parlamentarios. Hubo trasiego entre portavoces buscando un acuerdo que finalmente no llegó. El PSOE buscó pactar una enmienda transaccional que recabara el apoyo unánime pero el PP se cerró en banda al considerar de poca utilidad este partida presupuestaria. “Para eso tenemos el FOGA, que es más amplio y tiene una dotación de 521 millones”, aseguró la portavoz popular, Teresa Angulo, al concluir la comisión.

El PSOE buscó la complicidad de Ciudadanos para atraer a los populares una vez comprobado que Podemos le apoyaría. Lo hizo basándose en el pacto de investidura, donde se recoge un fondo para enfermedades raras y traslados de pacientes entre comunidades a los CSUR. Pero el PP no quiso. “Sólo saben hablar del FOGA, no han aceptado ninguna de nuestras ofertas, ni siquiera la de ayudar en la financiación de nuevos medicamentos de alto coste a las comunidades autónomas”, explicó Jesús María Fernández, portavoz socialista.

Ante este choque frontal entre los dos grandes partidos, Ciudadanos se encontró entre la espada y la pared. “Nos abstenemos porque esencialmente estamos de acuerdo con lo planteado por el PSOE, aunque no es igual a lo que teníamos acordado con el PP en el pacto de investidura”, resumió Francisco Igea, portavoz de la formación naranja.

Junto a la aprobación de la recuperación del Fondo de Cohesión —que tendrá una dotación mínima de 87 millones— se aprobaron varias medidas que afectan al sector: portal de transparencia del Ministerio de Sanidad (presentada por el PP y apoyada por unanimidad a través de una transaccional), recuperación de la cobertura sanitaria a Españoles que residan en el extranjero por un periodo superior a 90 días (presentada por Podemos), y resarcir económicamente a los afectados por la talidomida (presentada por C’s y apoyada también por unanimidad).

En relación al portal de transparencia para el Ministerio de Sanidad, el portavoz adjunto Rubén Moreno fue el encargado de defender la Proposición No de Ley. “Queremos impulsar un portal para que los ciudadanos puedan acceder con facilidad a los datos e información que dispone el ministerio”, aseguró. El ejemplo que quiere imitar Moreno es el portal del sistema de transparencia británico (MyNHS) “para que la información útil que tiene el ministerio llegue de forma amigable a los ciudadanos”.

La propuesta consiguió el apoyo unánime gracias a la negociación entre todas las formaciones políticas. Según el acuerdo, el portal tendrá que estar listo en los próximos dos años y necesitará de la colaboración de las comunidades autónomas. Las labores de seguimiento recaeran sobre el Consejo Interterritorial con el objetivo de contar con el respaldo de todos. “De esta forma mejoraremos la calidad del sistema sanitario”, remató Moreno.

Pasillos, desconcierto y negociaciones de última hora

La primera Comisión de Sanidad de esta legislatura fue muy ajetreada. La pluralidad de la cámara parlamentaria provoca que el diálogo tenga que campar a sus anchas y que los pasillos sean más protagonistas que la sala. Los portavoces corrían de unas bancadas a otras para solicitar audiencias de última hora que mutasen en apoyos parlamentarios. Fernández miraba a Sibina mientras que Igea le interpelaba ante la presencia de Angulo.

Las negociaciones de última hora fueron la nota predominante de la jornada. No en vano, muchas de las Proposiciones No de Ley fueron aprobadas mediante enmiendas transaccionales que llegaron al presidente de la Comisión, Patxi López, sobre la bocina. No fue una jornada parlamentaria al uso, pero sí una foto muy descriptiva del tono que se le avecina a esta XII Legislatura.

También hubo espacio para el desconcierto. Ya en las votaciones, un diputado del PP ajeno a la Comisión de Sanidad entró en la sala para participar con su mano alzada. Hubo alboroto y se repitió el proceso hasta que el representante abandonó la sala. Circunstancias del inicio de legislatura...

Twitter
Suplementos y Especiales