Herramientas
Madrid
|
08 nov 2017 - 09:33 h
|

El Congreso ha tumbado la moción, consecuencia de interpelación, presentada por Ciudadanos para asegurar la cohesión del Sistema Nacional de Salud. El diputado de la formación naranja, Francisco Igea, no consiguió que saliera adelante ninguna de las medidas que propuso a pesar de que pidió que se votase por puntos (hasta nueve). Todos se encontraron con la oposición de la mayoría del Hemiciclo.

El diputado defendió desde la tribuna que la inequidad “es una realidad medible y se observa en indicadores como la inversión per cápita pero también en resultados en salud y en prestaciones”. Por ello, propuso una serie de medidas entre las que destacó agilizar la actualización de la cartera de servicios cada seis meses, un nuevo sistema de financiación autonómico, mejorar el fondo de cohesión, establecer indicadores a nivel de hospital para ver las posibles ineficiencias y topar el copago para las tarjetas tipo 3, que corresponden a trabajadores que cobren menos de 18.000 euros al año. Sin embargo, ninguno de los puntos consiguió salir adelante.

Desde el PSOE, el portavoz Jesús María Fernández criticó la propuesta de Ciudadanos por significar “un maquillaje a las políticas del PP”. El diputado argumentó, además, que no se resuelve la desigualdad proponiendo mayor centralización y sí “con las enmiendas que les hemos presentados como son la universalidad, el fin del copago impuesto por el Real Decreto 16/2012 y dotar el Fondo de Cohesión de verdad y no con la limosna que aceptaron”, aseveró. Ninguna de las enmiendas socialistas fueron aceptadas por Igea, lo que provocó el rechazo de la bancada socialista a la moción.

Desde Podemos se compartió el diagnóstico de desigualdad descrito por Igea pero se rechazaron las medidas del diputado de la formación naranja. La portavoz Amparo Botejara, al igual que hizo minutos antes el PSOE, criticó la dotación actual de los fondos de cohesión. “Comenzaron con 150 millones de euros, en 2016 la dotación fue de cero y parea este año ustudes han aceptado 3,7 millones”, dijo. Además, le reprochó que tratara de legislar desde el parlamento la cartera de servicios. “Eso le corresponde al Consejo Interterritorial, que debería reunirse cada cuatro meses”, afirmó.

Por último, desde el PP se criticó la “visión catastrofista” que trasladó Igea del Sistema Nacional de Salud. La portavoz Teresa Angulo aseveró que la Organización Nacional de Trasplantes es uno “de los mayores ejemplos de cohesión” y afeó a Igea su “postura de único defensor de los pacientes”. Angulo sí reconoció espacios de mejora para el sistema pero la solución que propuso fue la aprobación de presupuestos para 2018. “Aprobar nuevas cuentas es la mejor opción y para ello miro a la bancada de la izquierda”, dijo.

Twitter
Suplementos y Especiales