Cataluña se suma a la interoperabilidad de la Historia Clínica Digital

Herramientas
Madrid
|
03 ene 2019 - 13:00 h
|

El Departament de Salut de la Generalitat de Cataluña ya ha activado la posibilidad de que los informes interoperables de su población puedan consultarse en el resto del Sistema Nacional de Salud. Está previsto que en los próximos meses los médicos catalanes puedan igualmente acceder a los informes de las personas de otras comunidades autónomas, con lo que se finalizaría el proyecto de la Historia Clínica Digital Interoperable del SNS.

Con la activación de servicios de emisión en Cataluña se cubre un hito importante para completar el mapa de implantación de este servicio. Según la información facilitada por el Ministerio de Sanidad, se incrementa de forma sustancial la accesibilidad de información clínica electrónica interoperable para 7.890.000 personas, lo que supone un total de 42.809.000 personas en el total del SNS, y permite alcanzar una cobertura en HCDSNS del 94,64 por ciento sobre la población atendida por el Sistema Nacional de Salud.

La Historia Clínica Electrónica es un elemento de cohesión del SNS que contribuye a la mejora de la calidad de la atención sanitaria, la seguridad clínica y la continuidad asistencial. Su objetivo es mejorar la atención que se presta a los ciudadanos cuando demandan asistencia sanitaria en sus desplazamientos geográficos, garantizando el acceso a una serie de conjuntos de datos clínicos del paciente, generados en cualquier Servicio Autonómico de Salud.

Los conjuntos de datos forman parte de determinados informes emitidos por atención primaria, especialistas, servicios de urgencias, altas hospitalarias, enfermería, laboratorio, pruebas de imagen y otras pruebas diagnósticas. Además, existe un informe de especial interés para ciudadanos y profesionales: la Historia Clínica Resumida que supone un extracto, generado en el momento en el que se solicita, de los datos de la historia clínica del paciente más relevantes ante una necesidad de asistencia sanitaria. Los documentos disponibles de cada paciente dependen, en primer lugar, de los contactos que haya tenido con el sistema sanitario (si ha ido a su médico de familia, a urgencias, si ha estado hospitalizado, etc.) y, por otra parte, de que la comunidad autónoma respectiva los haya normalizado y puesto a disposición, cosa que están llevando a cabo de manera progresiva.

Los profesionales sanitarios autorizados por cada comunidad autónoma pueden acceder a los datos siempre que dispongan de un medio seguro de identificación digital. Los ciudadanos también pueden acceder a ellos mediante un sistema de identificación digital y, además, pueden conocer desde qué centros y servicios se ha accedido a su información personal de salud, restringir de forma selectiva el acceso a documentos y reclamar en caso de que consideren injustificado un acceso.

Este proyecto se encuentra conectado con las sucesivas iniciativas de la UE para la comunicación de información clínica entre los estados miembro. El Ministerio se ha comprometido junto con 14 comunidades autónomas a proveer el servicio de intercambio de Historias Clínicas Resumidas a nivel europeo en 2020.

Twitter
Suplementos y Especiales