Cambios en el abordaje

La oncología ya nunca volverá a trabajar sola

En estos 15 años el trabajo multidisciplinar se ha logrado consolidar en el tratamiento de esta enfermedad
Herramientas
Madrid
|
13 sep 2018 - 08:00 h
|

Los últimos avances han creado un nuevo paradigma en el tratamiento y prevención del cáncer. Durante estos 15 años, el abordaje de esta enfermedad se ha encauzado hacia el trabajo multidisciplinar que, según el coordinador del Plan del Cáncer 2003, Eduardo Díaz-Rubio, es ya una realidad.

“En aquella época hablábamos mucho de los comités de tumores pero realmente era más teórico que real. Y en el momento actual yo creo que prácticamente todos los hospitales toman las decisiones a través de un trabajo multidisciplinar y algunos grandes hospitales están creando unidades funcionales en donde los distintos especialistas trabajan conjuntamente con el paciente de manera directa”, explica a GACETA MÉDICA Díaz-Rubio.

El oncólogo también afirma que, aunque es más que evidente que los logros han sido considerables, aún quedan flecos por pulir en lo que se refiere a la atención más cercana con el paciente.

La política de prevención en personas sanas es uno de los grandes cambios desde la implantación del Plan

“Se ha mejorado en los circuitos pero a la vez sigue siendo un gran reto. Muchas veces los pacientes andan perdidos por los hospitales, no saben muy bien cuál es la puerta por la que tienen que entrar para ser atendidos” incluso, puntualiza el oncólogo, “puede haber variabilidades dependiendo del médico que a uno le vea o la puerta por la que entre en un hospital”. Por lo que el especialista insiste en que “hay que terminar de implantar los circuitos de los que hablábamos en el Plan de Cáncer que no han avanzado todo lo que queríamos para que el paciente se sienta más acompañado y tenga la percepción de una atención de calidad indudablemente mejor”, añade.

“Prácticamente todos los hospitales toman las decisiones a través de trabajo multidisciplinar”

Prevención

La investigación es y ha sido siempre la principal esperanza contra el cáncer, pero ahora también lo es la educación y la información que puede traducirse en prevención y detección precoz de esta patología.

“Desde el año 2003 han cambiado enormemente las cosas, pero no solo en lo que se refiere a la atención a los pacientes sino en lo que se refiere a la atención de las personas sanas. Ahora se hace una política de prevención que realmente no se llevaba adelante anteriormente”, subraya Díaz-Rubio.

Los programas de cribado son un ejemplo de ello. “Todas las comunidades autónomas tienen planes de prevención en cáncer de mama y además todas las mujeres tienen la posibilidad de hacerse una mamografía de referencia y conseguir un diagnóstico precoz”, argumenta el coordinador, quién también se muestra crítico con otros programas. “No ha ocurrido lo mismo con el cáncer de colon ya que en algunas comunidades llevan más tiempo implantándolo y en otras aún no se han iniciado los programas de prevención”, destaca.

“Esto genera una disparidad que depende de los tumores. Por supuesto, en otros tumores como el cáncer de cérvix o el cáncer de pulmón hay que intervenir también con estrategias de prevención”, añade.

La atención psicológica en los servicios de oncología continua siendo una asignatura pendiente

Atención psicosocial

El cáncer tiene un importante impacto social en el día a día de los pacientes que el apoyo psicosocial puede ayudar a paliar.

Sin embargo, la atención psicológica en los servicios de oncología es una asignatura pendiente que han tenido que asumir las asociaciones de pacientes. “No hemos avanzado todo lo que queríamos porque se ha delegado en ayudas externas. No se ha establecido de manera definitiva que en todos los servicios de oncología existan psicólogos acompañando a los pacientes y a los médicos”, asegura el experto.

“Muchos de ellos pertenecen a asociaciones de voluntariado que hacen un grandísimo trabajo pero no pertenecen a la plantilla de los hospitales. El salto sería tener psicólogos que pertenezcan directamente a la institución y que se dediquen única y exclusivamente a la problemática del cáncer”, incide.

“Trabajar en red es la única manera de poder dar respuesta a las demandas

de los pacientes”

Trabajar en red

Respecto a los próximos 15 años “trabajar en red es la única manera de poder responder a ese tipo de demandas de los pacientes”, sostiene el oncólogo.

“Se han añadido novedades (al Plan) que van a ser absolutamente básicas como son los biomarcadores porque estamos entrando en la medicina personalizada y eso obliga a que todos los pacientes tengan acceso a ese tipo de herramientas”, remarca.

Díaz-Rubio tiene claro que la ponencia que está generándose en el Senado en relación a la medicina de precisión con las nuevas tecnologías en el campo de la oncología va a ser “enormemente interesante” porque marcará un antes y un después. “Tenemos que aprovechar todas las herramientas que tenemos ahora mismo”, concluye.

Twitter
Suplementos y Especiales