La AIReF cree “muy difícil” que España cumpla con la senda de reducción del déficit este año

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
11 may 2018 - 08:00 h
|

A pesar de cumplir en los años 2013 y 2014, España incumplió el objetivo de déficit en 2015 y 2016, lo que obligó a reelaborar la senda de reducción del déficit. Ello permitió volver a cumplir en los años 2016 y 2017. Pero la credibilidad fiscal de España está de nuevo en tela de juicio, puesto que no sólo la Comisión Europea no comparte las previsiones del Gobierno. Tampoco la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) tiene claro que se puedan cumplir los objetivos. “Vamos a ver qué pasa en 2018 y 2019. La impresión es que va a ser muy difícil”, aseguró la semana pasada José Luis Escrivá, presidente de este organismo, durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, donde compareció para dar cuenta de los cumplimientos de los objetivos de estabilidad en los últimos años.

Aún cumpliendo los objetivos de estabilidad previstos, Escrivá dibujó un escenario “muy dispar” a la hora de alcanzar los niveles de deuda comprometidos en las diferentes administraciones, ya que si bien las entidades locales están en un nivel de cumplimiento (3 por ciento), la Administración Central y la Seguridad Social no lo estarán, previsiblemente, hasta el año 2037. No obstante, advirtió de que una serie de comunidades autónomas —entre ellas Cataluña Murcia, tienen “un horizonte muy largo” para cumplir con sus objetivos, más allá de 2040.

2018

Este año, las tensiones se repetirán. Según el Informe sobre los Presupuestos Iniciales para 2018 de las comunidades autónomas que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal liberó hace unos días, en su conjunto las regiones cumplirán con holgura el objetivo de déficit del 0,4 por ciento del Producto Interior Bruto. Pero, bajando al terreno particular, la cosa cambia. Se sigue considerando que la consecución del objetivo de estabilidad es muy improbable para Murcia, e improbable para Extremadura y la Comunidad Valenciana.

Asimismo, se estima que para 2018 la mayoría de las comunidades en las que se aprecia factible o probable el cumplimiento del objetivo de estabilidad presentan riesgos más o menos moderados de incumplimiento de regla de gasto, habiendo empeorado las perspectivas en siete comunidades autónomas. Se estima, por tanto, que en 2018 pueda replicarse la situación que ya se registró en el año 2017: un déficit inferior al objetivo de estabilidad, pero con un incumplimiento de la regla de gasto.

Futuro

Dada esta circunstancia, las principales recomendaciones de la AIReF se centran en reforzar la regla de gasto a través de su incorporación en el proceso de fijación de los objetivos de estabilidad

Asimismo, durante su comparecencia en el Congreso, Escribá planteó que quizá sería necesario “reconsiderar” la Ley de Estabilidad Presupuestaria, e incluso los Programas de Estabilidad que los gobiernos nacionales remiten a Bruselas. Su argumento: que estos documentos, anualmente actualizados, acaban teniendo menos medidas en el medio plazo, ya que un Ejecutivo no puede incluir políticas que superen su mandato. Por ello, propone seguir el ejemplo de Países Bajos, cuyo programa está asociado al periodo de un Gobierno. De hecho, según confirmó Escrivá, la Comisión Europea parece estar trabajando en esta misma dirección.

Twitter
Suplementos y Especiales