Bacterias multirresistentes

El drama sanitario de las resistencias a antibióticos aterriza en el Congreso

La Seimc solicita al Ministerio que haga caso a la Cámara Baja y reconozca la especialidad de infecciosas
Herramientas
Madrid
|
27 oct 2018 - 08:00 h
|

¿Se imagina qué pasaría si cada cuatro días se estrellase en nuestro país un avión? Seguramente el caos se habría apoderado de la población y los medios de comunicación no dejarían pasar ni un día para trasladar a los ciudadanos el drama cotidiano. Sin embargo, a un problema con las mismas cifras de mortandad no se le dedica ni un mísero breve. Las resistencias a los antibióticos son un problema de salud mundial y España es especialmente sensible por el mal uso que se ha dado a los antibióticos. 35.000 muertes cada año se producen en los centros hospitalarios de nuestro país. A nivel mundial, la cifra será de 10 millones de personas en el año 2050. Y si se le ponen cifras económicas a este problema de salud pública los estudios hablan de hasta 40.000 euros por paciente infectado por una bacteria multirresistente.

El peor hándicap que señalan los expertos es la falta de formación en nuestro país, tanto de profesionales sanitarios como de la ciudadanía. El 50 por ciento de los antibióticos consumidos en España están mal usados. El problema se agrava, además, en Atención Primaria. Según la jefa de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Carmen Fariñas, nuestro país presenta un nivel de prescripción de 10 puntos porcentuales por encima de la media europea.

Pero, ¿cuál es la incidencia que tiene el mal uso de antibióticos? La respuesta se encuentra en un principio darwiniano. Las bacterias causantes de las distintas infecciones han evolucionado y han aprendido a defenderse de este tipo de medicamentos. El mal uso ha creado las llamadas bacterias multirresistentes, capaces de sortear al arsenal terapéutico del que gozan nuestros hospitales. Pero, además, la innovación farmacéutica lleva tiempo sin mirar hacia la investigación de nuevos antibióticos, dejándonos a merced de estas ‘súperbacterias’.

Este panorama ha aterrizado en el Congreso de los Diputados. La semana pasada, tres sociedades científicas (Seimc, SEFH y Sempsph) organizaron una jornada con multitud de expertos en la Cámara Baja con el objetivo de poner en la agenda este problema a de salud pública que, por su carácter silente, está pasando desapercibido. Las soluciones pasan por la formación, la financiación y la norma. “La responsabilidad es compartida entre profesionales, ciudadanos y políticos. Existe un déficit de recursos, necesitamos financiación para las novedades terapéuticas y rapidez en el diagnóstico. Además, se necesita acción legislativa para reconocer la especialidad de infecciosas”, aseveró el presidente de la Seimc, José Miguel Cisneros. Acompañando estas palabras, su homólogo en la SEFH, Miguel Ángel Calleja, también instó a “priorizar el uso adecuado de antimicrobianos”.

El problema de las resistencias se agrava durante las estancias hospitalarias. En España, según datos de la Universidad de Murcia, se reinfectan el 5,5 por ciento de los españoles. “Es, además, un problema añadido que tiene una línea ascendente”, dice José María López, del grupo de investigación de análisis de datos en Ciencias de la Salud de este centro.

Y, hasta ahora, ¿no se ha hecho nada? Sí que ha habido acciones, tanto a nivel nacional como autonómico. Desde la Agencia Española del Medicamento se trabaja desde el año 2014 en el PRAN. Los datos presentados por César Hernández, jefe del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia señalan que el consumo de antibióticos ha descendido en un 4,4 por ciento, cifra insuficiente aún según los expertos. A partir de 2019 se relanzará este programa de uso adecuado de antibióticos y el mayor objetivo es trabajar codo con codo con las comunidades autónomas para sumar esfuerzos y conseguir logros globales. Hay que recordar en este punto que algunos territorios como Andalucía o Aragón también tienen su propio plan contra las resistencias antimicrobianas.

La voz de los grupos políticos

Y mientras todo esto ocurre, ¿qué iniciativas se están abordando desde el Congreso de los Diputados? Hace unos meses una Proposición No de Ley salió adelante sin ningún voto en contra para reconocer la especialidad de infecciosas, tema que se encuentra en algún limbo de la comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial.

Además, desde el PP, su portavoz Teresa Angulo reconoce que “la sociedad no es consciente del problema”, mientras que desde el PSOE se apunta a la necesidad de adoptar políticas internacionales porque “las infecciones traspasan fronteras”, asevera el diputado Jesús María Fernández. Por último, desde Ciudadanos, que registró una iniciativa para pedir la comparecencia del Ministerio para abordar el problemas que no ha encontrado aún respuesta, se asegura que lo mejor para que la sociedad y, por tanto, la política tomen conciencia “es necesario decir claro que mueren más de 30.000 personas” al año.

Excesiva prescripción
Existen estudios que señalan que el 50 por ciento de las prescripciones de antibióticos son innecesarias

Renovación del PRAN
A partir de 2019 se relanzará hasta 2021 el programa para el uso aduacuado de los antibióticos

<p>El drama sanitario de las resistencias a antibióticos aterriza en el Congreso</p>
<p>El drama sanitario de las resistencias a antibióticos aterriza en el Congreso</p>
Twitter
Suplementos y Especiales