Uriach se abre hueco en el mercado japonés gracias a Rupatadina

Esto ha sido posible después de obtener la autorización de la Agencia del Medicamento Japonesa
Herramientas
|
28 dic 2017 - 11:14 h
|

La compañía farmacéutica Uriach ha iniciado la comercialización en Japón de su producto estrella, Rupatadina, bajo la marca Rupafin y en comprimidos de 10 mg. Lo ha hecho después de obtener la autorización de la Agencia del Medicamento Japonesa (PMDA) el pasado mes de septiembre, que le otorga 8 años de exclusividad en el mercado, y una vez negociado el precio con las autoridades japonesas. Este antihistamínico de última generación, investigado y desarrollado por Uriach está indicado para la rinitis alérgica, la urticaria y el prurito asociado a las enfermedades de la piel.

“La entrada en Japón de uno de nuestros productos emblemáticos, Rupatadina, marca un hito para la historia de Uriach, ya que es el principal mercado de antihistamínicos del mundo y un país con unas autoridades sanitarias muy exigentes, con unos estándares de calidad muy altos. Rupatadina es una molécula propia, fruto de la I+D de la compañía en España, que ya hemos sido capaces de comercializar, incluyendo Japón, en más de 68 países”, afirma David Perdigó, Director Internacional de la compañía.

Después de tres años de trabajo, el proyecto de comercialización de Rupatadina en Japón se inició en el 2014 con la firma de un acuerdo de licencia entre Uriach y la compañía Teikoku Seiyaku, Co. Ltd., una empresa japonesa nacida en 1848 con presencia en diferentes mercados. Esta alianza estableció diferentes fases de desarrollo abarcando desde la fase clínica, la preparación y presentación del dosier de registro, la aprobación y la comercialización. Dos años después, en 2016 se firmó otro acuerdo de comercialización con el socio de Teikoku Seiyaku, Mitsubishi Tanabe Pharma, quinta empresa farmacéutica del ranking japonés con más de 8.500 empleados, entre los que se cuenta una red de visita médica de más de 1.300 representantes. En 2017 Uriach ha conseguido la autorización de la Agencia Japonesa del Medicamento para comercializar el producto en el país nipón.

El mercado japonés de prescripción de antihistamínicos es, con gran diferencia, el más grande a nivel mundial con ventas de alrededor de 1.200 millones de euros, que representan un 26 por ciento de las ventas mundiales. Este hecho se debe en parte a la alta prevalencia de la rinitis alérgica que padece un 40 por ciento de la población, en un 60 por ciento debida a la polinosis por el cedro. El 90 por ciento de los pacientes que la padecen son tratados con antihistamínicos de segunda generación por vía oral. Además, los antihistamínicos también se prescriben en Japón para los casos de urticaria y cualquier trastorno dermatológico que curse con prurito.

Por otro lado está Rupafin es un agente de tratamiento de alergia oral con un mecanismo de acción único. Además de la acción antihistamínica, el medicamento también tiene una acción anti-PAF, factor de activación plaquetaria, controlando así los síntomas de los trastornos alérgicos de forma rápida y efectiva. Rupatadina fue descubierta por Uriach en España y actualmente está autorizada en más de 80 países de todo el mundo, entre ellos la reciente incorporación en Canadá, Japón y Corea.

Twitter
Suplementos y Especiales