Ligera evolución alcista del sector farmacéutico en la última semana

El Índice Global cerró la semana con una subida del 1,2 por ciento
Temas relacionados:
Herramientas
Documentación
Madrid
|
08 mar 2019 - 13:46 h
|

El sector farmacéutico cerró la semana con un ligero predomino de los movimientos alcistas: de los valores integrantes del Índice Global 16 cerraron con ganancias y 10 con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, la subida de Bayer del 6 por ciento mientras que Gilead retrocedió un 6,1 por ciento. El Índice Global cerró la semana con una subida del 1,2 por ciento, comportamiento mejor que el del promedio del mercado. En el acumulado del año presenta una ganancia del 14,8 por ciento, comparando nuevamente bien con el promedio de las bolsas.

Amgen fue uno de los valores que cerró en negativo con un retroceso del 2 por ciento, cotizando en una zona intermedia dentro de su rango de variación del último año. Desde septiembre del pasado año la senda dominante de este valor ha sido bajista, tendencia que se ha mantenido durante el año en curso y que ha venido salpicada de rebotes alcistas. En estos últimos 6 meses este valor ha retrocedido un 13 por ciento si bien en la comparación interanual se mantiene prácticamente plano tras un intervalo de 12 meses en el que ha oscilado entre 165 y 210 dólares americanos. De cara a su posible comportamiento en los próximos meses los analistas estiman un precio medio objetivo de 206 USD, un 12 por ciento por encima de su precio actual.

Otra de las principales biofarmacéuticas, Gilead, lideró las pérdidas de la semana, cotizando en 62,9 dólares americanos, moviéndose en la franja inferior de su rango de variación interanual. El perfil dominante en el último año ha sido bajista, pasando de cotizar por encima de los 80 dólares americanos a moverse en estos momentos ligeramente por encima de los 60 dólares americanos. En este periodo Gilead marcó su máximo anual en marzo del pasado año mientras que su mínimo lo hizo a finales de diciembre. Con el comienzo del nuevo año ha conseguido frenar la senda bajista aunque con cierta inestabilidad. Los analistas se muestran optimistas sobre el comportamiento futuro estimando un precio medio objetivo de 82,1 dólares americanos, un 30 por ciento por encima de su precio actual, objetivo que no parece corresponder con el perfil de los últimos meses.

AstraZeneca (AZN) fue uno de los valores que cerró en positivo con un avance del 2,6 por ciento, cotizando en 63,1 libras, cotizando actualmente cerca de su máximo del año. Destaca el amplio rango de variación en el que ha oscilado este valor en los últimos 12 meses, con un mínimo en 45,4 libras y un máximo en 64,3 libras. Este valor cerró el ejercicio 2018 perdiendo posiciones con un movimiento bajista que inició noviembre y que tocó su mínimo en enero. A partir de entonces AZN comenzó a recuperar terreno con una intensidad significativa que le ha permitido recuperarse de la pérdida anterior. Analizando un periodo más amplio se aprecia la senda alcista dominante que ha venido dibujando este valor entre 2008 y 2019 llegando a triplicar en este periodo su capitalización bursátil.

GlaxoSmithkline (GSK) fue uno de los valores con peor evolución en estos días, con una caída del 4,1 por ciento, cotizando en 15,1 libras, moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año. Su perfil en los últimos 6 meses viene siendo horizontal aunque con una pendiente básica negativa, pasando de moverse por encima de las 16 libras a situarse en los precios actuales. En la comparación interanual su evolución sigue siendo positiva, con una ganancia del 10 por ciento, peor que la evolución media del sector. De cara a su posible comportamiento en los próximos meses GSK apunta hacia una línea horizontal, con una tendencia básica que podría ser ligeramente ascendente.

Twitter
Suplementos y Especiales