Las combinaciones entran en juego para avanzar en los beneficios de las CAR-T

Varios estudios presentados en ASH 2018 muestran la efectividad a largo plazo de estas terapias
Herramientas
San Diego
|
07 dic 2018 - 12:57 h
|

Con el desarrollo y la expansión de la inmunoterapia, sin duda, la gran estrella por excelencia en tumores líquidos son las terapias de células T con receptores de antígeno quimérico (CAR-T). Durante la 60 Reunión Anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH) se presentaron varios trabajos que representan avances en estas estrategias. Como explica Jesús San Miguel, director médico y especialista en hematología de la Clínica Universidad de Navarra, los ensayos clínicos en mieloma múltiple han mostrado una alta tasa de respuesta —en torno al 80 por ciento— y de ellos, el 50 por ciento remisiones completas. Unos resultados esperanzadores para pacientes que, como recuerda San Miguel, no tenían ninguna opción de tratratamiento. “Estos resultados vienen a decir que las CAR-T deberían pasar a líneas más previas”.

Mariví Mateos, jefa de la Unidad de Mieloma Múltiple del Hospital Universitario de Salamanca, comenta que en 2019 habrá ensayos clínicos con CAR-T españoles. Eso sí, recuerda que no estarán disponibles en todos los hospitales, si bien habrá que llevar a cabo una reordenación.

Las combinaciones ya son una realidad. “Las aplicaremos en un futuro a los pacientes de riesgo estándar”, explica.

Varios estudios presentados durante el encuentro destacan la efectividad a largo plazo de estas terapias en algunos pacientes. “Estamos identificando las limitaciones de estas terapias. Por ejemplo, las células CAR- T pueden dejar de funcionar en algunos pacientes por varias razones, lo que ha llevado a los investigadores a preguntar qué terapias combinadas podrían usarse para extender los beneficios del tratamiento”, comentó durante la rueda de prensa Joseph Alvarnas, MD of the City of Hope de California.

Efecto ‘off target’

La combinación de las terapias CAR-T con tratamientos adicionales está siendo objeto de estudio por parte de los hematólogos. Es el caso de ibrutinib que se ha analizado para determinar si su uso podría mejorar el efecto y la respuesta sostenida del CAR-T en leucemia linfocítica crónica. Para estos pacientes continuar tomando ibrutinib antes, durante y después de recibir la terapia con células CAR-T puede asociarse con efectos adversos menos graves y mejores respuestas, en comparación con el grupo control. No ha sido el único trabajo, otro ensayo ha analizado la adición de un inhibidor del punto de control, para determinar si su uso podría mejorar el efecto y la respuesta sostenida de estas terapias innovadoras.

Twitter
Suplementos y Especiales