La Unidad de Investigación de Malaria de GSK España, reconocida con un proyecto internacional de investigación

Herramientas
Madrid
|
10 ene 2017 - 10:00 h
|

La fecha para la erradicación de la malaria se ha fijado en el 2030. Para conseguir ese objetivo se necesitan herramientas y estrategias lo más efectivas posibles. Dado que la lucha contra el vector (mosquito) se está viendo superada por las resistencias a los insecticidas utilizados y que las vacunas están todavía en la fase de desarrollo, el uso de compuestos antimaláricos (quimioterapia) es la principal oportunidad en estos momentos para combatir la enfermedad. Sin embargo el parásito está desarrollando resistencias a prácticamente todos los tratamientos actuales por lo cual se necesita el desarrollo de nuevos y eficaces tratamientos antimaláricos.

Por ello, la Bill & Melinda Gates Foundation ha concedido a la Unidad de Malaria del DDW del Campus de I+D de GSK España en Tres Cantos, un proyecto de investigación para el estudio de combinaciones antimaláricas. El proyecto tendrá una duración de tres años y pone de manifiesto el gran nivel de la investigación en malaria que se realiza en este centro, uno de los pocos del mundo dedicado en exclusiva al descubrimiento de nuevos tratamientos para la malaria, la tuberculosis y las enfermedades causadas por kinetoplástidos que cada año causan millones de muertes.

El proyecto se basa en el desarrollo de nuevos tratamientos mediante el uso de combinaciones de compuestos antimaláricos con propiedades complementarias. La idea es que al administrarse conjuntamente dos compuestos con actividad contra el parásito, cada uno de ellos proteja al otro del desarrollo de resistencias. Para la selección de los componentes más favorables para una combinación antimalárica se necesita determinar con profundidad de que manera van a contribuir los dos mecanismos de acción diferentes a la eficacia total de la combinación, si la combinación va a proporcionar tratamientos más cortos y efectivos y si se anticipa una mayor dificultad por parte de los parásitos para desarrollar resistencias.

Los resultados del proyecto podrán ayudar a seleccionar los mejores pares de compuestos candidatos a estudios clínicos de combinaciones antimalaricas. Si los resultados de los experimentos ayudan a priorizar las mejores opciones terapéuticas esto supondrá una reducción de tiempo para que nuevos y mejores tratamientos antimaláricos lleguen al paciente.

La Unidad de Malaria del DDW de Tres Cantos tiene una larga trayectoria en el desarrollo de nuevos modelos para el estudio de compuestos antimaláricos. Trabaja en colaboración con las más prestigiosas universidades y centros de investigación del mundo intentando acelerar el desarrollo de nuevos medicamentos antimaláricos.

Twitter
Suplementos y Especiales