La industria de EE.UU. asegura que los cambios que buscan bajar precios afectarán al acceso

La patronal norteamericana insiste en que el Modelo de Índice de Precios Internacionales tiene “defectos legales”
Herramientas
Madrid
|
18 ene 2019 - 14:06 h
|

El pasado mes de octubre, el presidente Donald Trump anunciaba un nuevo modelo revolucionario para lograr reducir el precio de los medicamentos en Estados Unidos. El denominado Modelo de Índice de Precios Internacional daría poder a Medicare para negociar directamente con las farmacéuticas los precios de los medicamentos de la parte B de este sistema, basándose en los costes que se pagan por ellos en otras economías industrializadas. Este movimiento no ha gustado nada a una industria que insiste en que estas medidas no harán más que afectar al acceso a la innovación de los pacientes norteamericanos.

Durante el anuncio de esta medida, Trump aseguraba que ésta permitiría que “las compañías farmacéuticas en el extranjero rindan por fin cuentas por cómo amañaron el sistema contra los consumidores estadounidenses”, para que éstos “paguen mucho más por el mismo fármaco”. De este modo, el Gobierno norteamericano se marca como primer objetivo el desarrollar un índice de precios que Medicare usaría como referencia a la hora de negociar con las con las compañías... Un índice que, según la administración republicana, facilitará un ahorro de unos 17.200 millones de dólares en cinco años.

En este sentido, desde la patronal de la industria farmacéutica norteamericana, PhRMA, explican que en muchos países los gobiernos son los principales o los únicos pagadores, tanto en lo referente a la atención médica como a los medicamentos, y esto les permite, dicen, dictar los precios como condición para concederles acceso al mercado. “Los gobiernos extranjeros emplean una serie de medidas reglamentarias, que a menudo se aplican en capas para ejercer una presión máxima sobre los precios”, aseguran desde la patronal norteamericana. Este tipo de políticas, apuntan, “deben evitarse en Estados Unidos porque reducen los incentivos para la investigación y el desarrollo, pueden socavar las protecciones de propiedad intelectual y perjudican el acceso de los pacientes a opciones de tratamiento clínicamente beneficiosas“.

Desde la patronal recuerdan que Estados Unidos “es líder mundial en acceso a medicamentos” debido a un sistema basado en el mercado. En otros países, apuntan, “las burocracias gubernamentales no solo establecen los precios, sino que los gobiernos o las entidades dirigidas por los gobiernos a menudo deciden quién tiene acceso a los nuevos medicamentos y quién no”. Así, aseguran que sólo el 51 por ciento de todos los medicamentos innovadores disponibles en la parte B de Medicare lanzados desde 2011 están disponibles en los 14 principales mercados globales, con un promedio, explican, de 18 meses para su acceso.

Por otro lado, desde la patronal alertan de que la aplicación del modelo propuesto por Trump afectará a la I+D que realiza la industria farmacéutica afincada en el país. “El 77 por ciento de los miembros de nuestra organización encuestados aseguran que este modelo afectará a su capacidad para llevar adelante proyectos de investigación y desarrollo actuales o futuros”, afirman desde la PhRMA. Además, explican, casi la mitad de las compañías expresa su preocupación por el empleo a corto plazo o por el cierre eventual de instalaciones en USA.

Desde la PhRMA insisten en que esta iniciativa tiene “defectos legales”. En concreto, dicen, choca directamente “con la separación constitucional de poderes y los requisitos de la cláusula de comercio exterior”. Además, comentan, “el modelo entra en conflicto con nuestras leyes de patentes de Estados Unidos”.

A pesar de las reticencias de la industria, Trump parece decidido a seguir adelante con su plan para reducir precios e inició este 2019 con un mensaje claro a través de Twitter: “Los fabricantes de medicamentos y las empresas no están cumpliendo con sus compromisos en materia de precios. ¡No es justo para el consumidor, ni para nuestro país!”.

Twitter
Suplementos y Especiales