La Abpi solicita una mejor planificación del sistema para introducir nuevos fármacos

La patronal ha publicado sus alegaciones al informe ‘Next Steps On The NHS Five Year Forward View’ del NHS
Herramientas
Madrid
|
12 abr 2017 - 11:00 h
|

Después de que el Sistema de Salud Británico (NHS, por su siglas en inglés) publicara a finales de marzo el informe Next Steps On The NHS Five Year Forward View, la Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (Abpi) ha respondido realizando una serie de alegaciones que considera oportunas y necesarias para mejorar el plan propuesto. Esta publicación del NHS revisa los progresos realizados desde su lanzamiento en octubre de 2014 y establece una serie de medidas “prácticas y realistas” para que el NHS pueda ofrecer a los pacientes un sistema mejor, más unido y conectado, y más receptivo en Reino Unido.

En este sentido, la patronal británica ha valorado muy positivamente la evolución del NHS hacia la sostenibilidad del sistema, pero ha lamentado que para alcanzar este objetivo se haya sacrificado el valor de los medicamentos. Desde la Abpi, consideran que el sistema valora los medicamentos en función de su eficiencia, medida en términos económicos, en lugar de considerarlos un activo para lograr los mejores resultados en salud al menor coste posible. Además, exponen que el documento establece que el uso de nuevos medicamentos mejorados podría reducir las admisiones hospitalarias de alto coste.

A esto se suma que el documento establece una serie de medidas denominadas de “eficiencia”, lo que la patronal considera que se traduce en mayor tiempo de espera para los pacientes en los medicamentos aprobados por el Instituto Nacional de Excelencia Clínica (NICE, por sus siglas en inglés), “lo que incumple derechos básicos del sistema británico”, afirman en sus alegaciones.

Escasez en el uso de nuevos fármacos

La industria añade además que estas medidas de eficiencia provocan que el uso de nuevos medicamentos en el Reino Unido sea aún más escaso respecto a otros países de la Unión. Según las cifras que apuntan, los pacientes de países como Alemania o Francia tienen siete veces más probabilidades de acceder a un medicamento de reciente lanzamiento que los ciudadanos británicos. “Mientras que Escocia y Gales están avanzando en la mejora del uso de nuevos medicamentos, los pacientes ingleses se enfrentan a más barreras”, explica la patronal.

Con todo esto, consideran que, en el momento actual que vive el país con la llegada del Brexit, la tendencia debería ser al contrario. Desde Abpi apuntan a la necesidad de “alcanzar las cifras de Europa y no quedarnos ahora atrás”.

Por todas estas necesidades e inconvenientes que alegan consideran que es fundamental que el NHS elabore una correcta planificación con mejores medidas a largo plazo. En este sentido, debe ser prioritario establecer un sistema de gestión de nuevos medicamentos para poder facilitar a los pacientes británicos el acceso a los mismos y, por tanto, una atención correcta y de excelencia.

Twitter
Suplementos y Especiales