Herramientas
San Diego
|
07 dic 2018 - 12:57 h
|

Las terapias dirigidas están mejorando los resultados para los pacientes. Una afirmación que cobra más fuerza que nunca tras un análisis completo de la 60ª Reunión del ASH. El encuentro americano arrojó luz al futuro del mieloma múltiple (MM) —el segundo tipo de cáncer de la sangre más frecuente en España— con Darzalex (daratumumab), el primer anticuerpo monoclonal dirigido contra la molécula CD38, de Janssen. En este sentido, Darzalex se ha posicionado en todas las líneas de tratamiento con resultados positivos.

En este sentido, destacan los resultados del fase III Alcyone, que analiza la combinación de Darzalex con bortexomib, melfalán y prednisona (VMP, por sus siglas en inglés) en primera línea de tratamiento en pacientes no candidatos a trasplante. “La novedad está en el seguimiento de estos pacientes, que todavía no han alcanzado la mediana de supervivencia libre de progresión (SLP)”, indica Mariví Mateos, jefa de la Unidad de Mieloma Múltiple del Hospital Universitario de Salamanca, al tiempo que apunta que en el brazo de control de VMP solo tuvo una mediana de SLP de 19,1 meses.

En pacientes de nuevo diagnóstico no candidatos a trasplante se han presentado resultados del estudio fase III MAIA, que analiza la combinación de Darzalex con lenalidomida y dexametasona. “Son resultados espectaculares, que no se han visto antes porque la mediana de SLP no se ha alcanzado pero la mediana de SLP en la rama control es de casi 32 meses”, apunta Mateos.

Por otro lado, en el último encuentro americano se han presentado tres ensayos clínicos aleatorizados en los que se demuestran por primera vez que el inhibidor de la tirosina quinasa de Bruton, Imbruvica (ibrutinib, de Janssen) es superior a la quimioinmunoterapia clásica en Leucemia Linfocítica Crónica (LLC). Así lo avala el estudio en fase III ECOG que compara la quimioterapia intravenosa con fludarabina y ciclofosfamida más rituximab frente a ibrutinib más rituximab. Los resultados muestran como los pacientes que recibieron este último esquema de tratamiento tuvieron una reducción de dos tercios en el riesgo de progresión de la enfermeda. La supervivencia general también mejoró significativamente para los pacientes que recibieron terapia con ibrutinib en base al seguimiento actual.

Por otro lado, el ensayo ILLUMINATE también pone de manifiesto el papel de este inhibidor en pacientes mayores de 65 años, que analiza la combinación de ibrutinib más obinutuzumab frente a clorambucilo más obinutuzumab en pacientes recién diagnosticados, mostrando una SLP y supervivencia global muy superior en el primer grupo que recibió ibrutinib. .

El tercer estudio es el ALLIANCE, que compara ibrutinib solo o en combinación con rituximab frente a bendamustina más rituximab. Los pacientes que reciben ibrutinib tienen una SLP claramente superior a la quimioinmunoterapia. Además, el ensayo puso de manifiesto que entre los pacientes que recibían ibrutinib y rituximab no tuvieron más beneficio sobre los que solo recibieron ibrutinib.

Twitter
Suplementos y Especiales