Ganancias generalizadas en el sector farmacéutico esta semana

El Índice Global cerró la semana con un avance del 5 por ciento
Temas relacionados:
Herramientas
Documentación
Madrid
|
08 feb 2019 - 14:00 h
|

El sector farmacéutico cerró la semana con ganancias: de los valores que integran el Índice Global 24 cerraron en positivo frente a tres que lo hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron la subida de Astellas del 8,1 por ciento, mientras que Rovi retrocedió un 2,1 por ciento. El Índice Global cerró la semana con un avance del 5 por ciento, comportamiento muy superior al de la media de las bolsas, mientras que en el acumulado del año su ganancia se eleva al 10,2 por ciento, superando nuevamente la evolución de las bolsas.

Astellas cerró su mejor comportamiento de las últimas semanas, prolongando la línea alcista que inició a finales del pasado año y que le ha permitido acumular en el último mes una ganancia superior al 20 por ciento, situándose entre los valores de la muestra con mejor evolución. Astellas cuenta con recorrido alcista, aunque se mantiene un 15 por ciento por debajo del máximo anual que marcó en octubre cuando llegó a superar los 2.000 yenes, por lo que es muy posible que en el corto plazo mantenga una línea de subida si bien con una pendiente que progresivamente se podría ir moderando.

Takeda retrocedió un 1,7 por ciento, moviéndose en 4.422 yenes. Tras un comienzo de año alcista, en las últimas semanas se ha estabilizado, moviéndose horizontalmente evolucionando cerca de los niveles en los que se movió en la segunda parte del pasado año. En la comparación interanual Takeda acumula una pérdida cercana al 30 por ciento, caída que se localiza básicamente en la primera mitad del pasado año. Ampliando el periodo se puede observar como Takeda se sitúa actualmente en niveles similares a los de mediados de 2016, habiendo perdido casi en su totalidad la plusvalía que acumuló entre junio de 2016 y principios del pasado año.

Otsuka cerró con una ganancia del 1,5 por ciento moviéndose en 4.465 yenes. Este valor ha conseguido estabilizarse tras la intensa caída que acumuló en los meses finales del pasado año cuando retrocedió un 20 por ciento, cerrando 2018 en mínimos. Otsuka ha conseguido estabilizarse si bien no ha mostrado signos de recuperación. En el corto plazo podría mantenerse en los niveles actuales antes de retomar una senda alcista.

Lilly se anotó una subida del 2 por ciento que lo lleva a cotizar en 119 dólares americanos, moviéndose cerca de su máximo anual. Su perfil en el último año ha sido de subida comenzado el pasado año en torno a los 75 dólares americanos y cerrando por encima de los 110. Analizando un período más amplio se aprecia como ha conseguido en los últimos cinco años duplicar su capitalización bursátil. Los analistas anticipaban un precio para el corto-medio plazo que ya ha sido alcanzado, estimando un comportamiento alcista en los próximos meses, si bien la elevada plusvalía acumulada en el último año y el nivel tan elevado en el que cotiza en relación con sus precios históricos, podría limitar su potencial alcista.

Pfizer también cerró la semana en positivo anotándose una ganancia del 1,8 por ciento cotizando en 42,3 dólares americanos, moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año. Este valor marcó su máximo el pasado mes de noviembre cuando llegó a superar los 46 dólares americanos muy por encima de los 35 en los que se movía a comienzos del pasado año. Tras este máximo Pfizer comenzó a ceder posiciones, acumulando en los dos últimos meses una pérdida del 10 por ciento. Los analistas anticipan un comportamiento alcista en los próximos meses, estimando un precio objetivo de 44,8 dólares americanos, un 6 por ciento por encima de su precio actual.

Twitter
Suplementos y Especiales