Francia deja a la industria sin anexo al decir “no” al TTIP

n El Ministro de Comercio galo asegura que pedirá en septiembre el fin de las negociaciones del Tratado
Herramientas
Madrid
|
02 sep 2016 - 15:00 h
|

El Tratado de Comercio e Inversión Transatlántico entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP) parece cada vez más lejano. El último país en postularse en contra de la firma de este acuerdo ha sido Francia. Su ministro de Comercio, Matthias Fekl, aseguró a través de su cuenta de Twitter que pedirán el fin de las negociaciones, sumándose así a la postura mostrada por el vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel, quien señaló el pasado fin de semana que las negociaciones entre la UE y los Estados Unidos “han fracasado”.

Con estas negativa cada vez queda más lejana la posible aprobación del Tratado de Libre Comercio que, además, previsiblemente podría incluir un anexo farmacéutico. Un capítulo que se encontraba hasta ahora en fase de negociación y que cuenta desde finales de mayo con dos nuevos documentos, que responden a las propuestas legales presentadas por parte de Estados Unidos y por la Comisión Europea.

Los equipos negociadores del Tratado Transatlántico intercambiaron sus primeras impresiones sobre el texto final para el sector farmacéutico durante la 13ª ronda de negociaciones celebrada en Nueva York entre los días 25 y 29 de abril.

Aunque no se conoce la propuesta de Estados Unidos, el planteamiento comunitario, abierto a cambios, consiste en un anexo que describe las condiciones bajo las cuales cada autoridad competente adopta sus decisiones de autorización de comercialización; que promueve la armonización internacional y que establece marcos para el reconocimiento mutuo de las inspecciones de las prácticas de fabricación de las compañías, para el intercambio de información confidencial y para la cooperación regulatoria.

Tratado de Corea

Unas propuestas que no parecen acercarse a las incluidas en el anexo incluido en el Acuerdo de Libre Comercio con Corea, que entró en vigor el 1 de julio de 2011, y que la industria ha tomado como ejemplo desde que comenzaron las negociaciones para el TTIP.

En este caso, la industria farmacéutica considera que faltan ciertas propuestas “adicionales y necesarias”, como pueden ser la armonización de los datos requeridos en los ensayos clínicos o la racionalización en los procedimientos que podría evitar la duplicación de los ensayos clínicos en el caso de los medicamentos pediátricos.

Otro de los aspectos fundamentales que no están incluidos en estas propuestas, y que la industria considera fundamental son las disposiciones relativas a la propiedad intelectual y el acceso al mercado .

De hecho, la patronal farmacéutica europea (Efpia), asegura que si se establece un anexo enfocado al incluido en el Tratado de Corea, podrían aumentarse las exportaciones farmacéuticas de la UE en 9.000 millones de euros, así como la creación de 19,000 empleos directos altamente productivos y otros 60.000 indirectos en este sector en la UE.

Pero parece que, tanto las propuestas ya realizadas, como las que posiblemente podrían incluirse en las negociaciones, que arrancaron hace tres años y ya han consumido 14 rondas, quedarán en papel mojado, pues la negativa de Francia y la postura mostrada por algunos miembros del Gobierno alemán alejan las posibles esperanzas que el sector tenía depositadas en este pacto entre grandes potencias. Estas posturas, unidas al resultado del Brexit hacen cada vez más difícil su aprobación pues precisamente era Reino Unido, que ahora debe negociar su salida de la Unión Europea, el principal valedor del TTIP en Europa.

Twitter
Suplementos y Especiales