Farmaindustria se pronuncia sobre la resolución del TEAC y del informe de la AEAT

Se trata de actas de inspección recurridas por una empresa en las que se califican de retribuciones en especie a profesionales sanitarios los pagos realizados a una compañía en concepto de patrocinio de becas
Herramientas
Madrid
|
23 may 2017 - 11:10 h
|

El pasado mes de abril el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) emitió una resolución en la que confirma las actas de inspección recurridas por una empresa en las que se califican de retribuciones en especie a profesionales sanitarios los pagos realizados a una compañía en concepto de patrocinio de becas para la asistencia a congresos, jornadas, talleres y cursos de dichos profesionales, y exige sobre esas ayudas los correspondientes ingresos a cuenta. Tras esto, la Subdirección General de Información y Asistencia Tributaria de la AEAT emitió valoraciones en torno a la tributación, por parte del personal sanitario, de los gastos abonados por las compañías farmacéuticas para la asistencia a los congresos y conferencias que organiza y a los que asiste dicho personal.

Estos comunicados contradicen el criterio aplicado por la Proposición No de Ley aprobada en febrero de 2017 en el Congreso de los Diputados, por la que se instaba al Gobierno a “seguir considerando exentas de tributación las transferencias de valor dedicadas a la formación de los profesionales del Sistema Nacional de Salud, teniéndose por tales los pagos de las inscripciones a cursos, congresos o cualesquiera actividades formativas para las que hayan obtenido previa autorización del centro sanitario en el que presten sus servicios, así como los gastos de traslado y alojamiento que se deriven de la asistencia a las mismas, excepto los de manutención”.

Además, y debido a los distintos hechos, Farmaindustria ha querido recordar que en España, la ley sanitaria vigente, establece el derecho y la obligación de los profesionales sanitarios a la formación continuada para mantener sus conocimientos actualizados, y obliga a las administraciones públicas a promover la formación continuada y permanente sobre medicamentos, terapéutica y productos sanitarios de los profesionales sanitarios. Por ello, debido a la escasez de financiación pública, los laboratorios farmacéuticos y otros fabricantes y distribuidores de productos sanitarios financian esta formación a través de congresos o reuniones. También ha querido destacar que estos encuentros cumplen con los requisitos de calidad profesional. En este sentido, Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica, de aplicación obligada para todos los asociados a Farmaindustria, garantiza que los eventos tienen como finalidad exclusiva la formación de los profesionales, que no se destinan a ningún otro objetivo y que, desde luego, no constituyen una compensación o incentivo económico para los profesionales sanitarios, lo cual está expresamente prohibido por el Código y es objeto de un estricto control por parte de la Unidad de Supervisión Deontológica de Farmaindustria.

Sin formación no hay innovación

Por otro lado, han querido recordar que gracias a este tipo de formaciones nuestro país puede disfrutar de un alto nivel de calidad en cuanto a prestaciones sanitarias en España. Esta calidad genera un importante beneficio para los pacientes y pare el sistema sanitario. Por ello, y al tratarse de ayudas para asistir a congresos científicos, que constan de transporte, manutención y estancia, no constituyen rendimientos del trabajo o de la actividad profesional, por lo que no deberían ser tributadas a través del IRPF.

Por último, Farmaindustria ha querido mostrar de nuevo su disposición a colaborar para hallar fórmulas que permitan garantizar que los profesionales sanitarios que prestan sus servicios en el conjunto del Sistema Nacional de Salud tienen actualizados sus conocimientos y todas las herramientas a su disposición para prestar una asistencia sanitaria de la mayor calidad en beneficio de los pacientes.

Twitter
Suplementos y Especiales