Herramientas
Madrid
|
06 nov 2017 - 22:22 h
|

La patronal de la industria farmacéutica española (Farmaindustria) ha querido mostrar su apoyo y compromiso para hacer de España “un lugar atractivo para invertir y hacer ciencia”. Así lo ha puesto de manifiesto el director general de la patronal, Humberto Arnés, durante su intervención en un acto conmemorativo celebrado este lunes en la Real Academia Nacional de Medicina con motivo de los 15 años de Investigación Biomédica en Red en España. En este sentido, Arnés ha explicado que “la investigación biomédica del futuro, ya del presente, es transversal, multicéntrica y globalizada. Y los centros y redes públicos de investigación, cuyo modelo cumple ahora 15 años, son un excelente ejemplo de cómo lograrlo”.

Farmaindustria, ha apuntado la patronal, apostó desde el inicio por esta fórmula de gestión e impulso de la actividad investigadora en España, puesta en marcha por el Gobierno en 2002. Este compromiso con el modelo de investigación en Red se concretó, han aseverado, con la creación del Fondo de Investigaciones Biomédicas, dotado con 300 millones de euros para el periodo 2002-2004, y gestionado por el Instituto de Salud Carlos III. Esta financiación tuvo su continuidad a través de la parte que el Gobierno destina al Instituto (más del 50 por ciento) de la aportación anual de la industria del 2 por ciento de la facturación al SNS. En 2016 esta aportación superó los 80 millones de euros. Es con ese fondo con el que, ha explicado la organización, en buena medida, se ha financiado en estos años la actividad de los distintos Centros de Investigación Biomédica en Red (CIBER) y Redes Temáticas de Investigación Cooperativa en Salud (RETICS).

“Somos el sector industrial líder en inversión en actividades de I+D. La industria farmacéutica innovadora invirtió el año pasado en España 1.085 millones de euros en investigación biomédica. En estos 15 años, la suma de ese compromiso inversor ha sido de más de 13.500 millones de euros“, ha precisado Arnés. Y buena parte de esa inversión, ha dicho, es en colaboración con hospitales y centros de investigación públicos y privados. Así, de los 1.085 millones de euros invertidos en actividades de I+D el año pasado, casi la mitad (493) se invirtió en proyectos colaborativos, dedicados en su mayoría al desarrollo de ensayos clínicos.

En este sentido, y también en 2005, Farmaindustria puso en marcha, con el apoyo institucional del entonces Ministerio de Ciencia y Tecnología y el CDTI, la Plataforma Española de Medicamentos Innovadores, una iniciativa paraguas que da cobertura a los distintos programas de la Asociación para el fomento de la investigación biomédica en España (BEST, Farma-Biotech y otros). Sus objetivos son fomentar la cooperación público-privada en el desarrollo de proyectos de I+D, resolver obstáculos en la I+D de medicamentos, facilitar la transferencia y explotación de conocimientos y tecnologías y revitalizar el entorno de la I+D biofarmacéutica para incrementar la competitividad, el valor añadido y la generación de riqueza.

Twitter
Suplementos y Especiales