El consenso refuerza la Estrategia Industrial británica

Herramientas
Madrid
|
07 dic 2017 - 15:43 h
|

A medida que el gobierno de Theresa May lanza su libro blanco sobre estrategia industrial, la patronal de la industria farmacéutica del país, ABPI, lo recibe con satisfacción y empieza a aplicar una hoja de ruta en sintonía para las empresas. El nombre oficial es ‘La Estrategia Industrial: Construyendo un Reino Unido apropiado para el futuro’ y está basado en infundir fuerza a la innovación, la formación y las infraestructuras para relanzar la economía del Reino Unido ante los retos que presenta su salida de la Unión Europea.

Las primeras líneas del documento, que ocupa más de doscientas páginas, las escribe Theresa May: ”Una de mis acciones inmediatas como Primera Ministra iba a comenzar en el desarrollo de una industria moderna que ayudara a las empresas a crear empleos de alta calidad y bien remunerados correctamente por todo el país. Este documento es un paso vital para lograr esa visión. Más que un conjunto de anuncios, es el lanzamiento de un nuevo enfoque de cómo el gobierno y las empresas pueden trabajar juntos para formar un cuerpo económico más fuerte y más justo”. En el texto se reconoce que el proceso de salida de la Unión Europea implica cierta nebulosa en las negociaciones que podrían determinar la economía futura del país y por ello quieren mantener una “continua y profunda asociación” con su potencial compañero comercial. “Queremos mantener esa colaboración para continuar con las investigaciones científicas y las iniciativas tecnológicas” y recuerdan: “Estamos dejando la Unión Europea pero no abandonamos Europa”.

El informe fija la inversión en ciencia, investigación e innovación como principal motor industrial y como una prioridad dentro del plan, previsto para ser aplicado hasta el final de la legislatura que llegará en el año 2020. “Estos acuerdos son sólo los primeros pasos” apuntaba Mike Thompson, director ejecutivo de la Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (ABPI), “pero serán decisivos para asegurar la fortaleza futura de la industria británica en las ciencias biológicas, y ayudar a la economía británica a prosperar y permitir que los pacientes del NHS (el sistema británico de salud) tengan un acceso mejor y más rápido a los fármacos”.

Twitter
Suplementos y Especiales