Colaboración clínica entre Novartis y Pfizer para impulsar los tratamientos de EHNA

Herramientas
Madrid
|
02 nov 2018 - 13:15 h
|

Las compañías farmacéuticas Novartis y Pfizer han anunciado una colaboración clínica para avanzar en tratamientos contra la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), también conocida como hígado graso no alcohólico. Los datos económicos relativos a esta operación no se han hecho públicos.

El acuerdo incluye un estudio que combina tropifexor y otros compuestos de Pfizer para tratar la EHNA, incluyendo un inhibidor de la acetil-CoA carboxilasa, un inhibidor de la diacilglicerol o-aciltransferasa 2 y un inhibidor de la ketohexoquinasa.

En palabras de Eric Hughes, director global de la Unidad de Desarrollo Global de Inmunología, Hepatología y Dermatología de la compañía, “Novartis tiene una cartera de desarrollo líder en enfermedades hepáticas no virales y creo particularmente en nuestras terapias de combinación. Las enfermedades hepáticas, como la EHNA, son multifacéticas con varios factores que contribuyen a la progresión de la enfermedad, por eso es más difícil tratarlas con un solo compuesto”.

Hughes defiende las investigaciones colaborativas como método para avanzar y sostiene que su objetivo es colaborar con varios socios para impulsar la ciencia y entender cómo tratar las enfermedades hepáticas no virales. “Además, abordaremos diferentes vías de la EHNA con una amplia variedad de terapias, lo que supone una estrategia esencial para ofrecer los mejores tratamientos a los pacientes”, añade.

La esteatohepatitis no alcohólica es una enfermedad compleja que actualmente no cuenta con opciones de tratamiento disponibles. Además, esta patología todavía tiene muchas carencias por cubrir, que afecta al 6,5 por ciento de la población y que generalmente no suele presentar síntomas.

La acumulación de grasa en el hígado puede desencadenar un ciclo vicioso de inflamación crónica y desembocar en una cicatrización hepática llamada fibrosis. Además, con el tiempo, la inflamación y la fibrosis hepática pueden avanzar hasta la cirrosis, lo que en algunos casos puede provocar insuficiencia hepática o incluso el fallecimiento.

Twitter
Suplementos y Especiales