BMS y Celgene dan las campanadas con una adquisición histórica en la industria

El acuerdo de compra alcanza los 74.000 millones de dólares, el segundo más importante de la historia del sector
Herramientas
Madrid
|
04 ene 2019 - 12:16 h
|

Apenas 3 días después de recibir al 2019, Bristol-Myers Squibb ha revolucionado el sector con un anuncio de compra histórico. La norteamericana ha puesto sobre la mesa 74.000 millones de dólares para hacerse con Celgene, una compañía con un gran potencial investigador. Se trata de una operación histórica y que se sitúa en el top 2 de las fusiones y adquisiciones anunciadas hasta ahora en el sector farmacéutico a nivel global. El acuerdo, una vez que se haga efectivo, creará una compañía con unos ingresos conjuntos de 34.000 millones de dólares, lo que la convertirá en la cuarta empresa más grande del sector, por detrás de Pfizer, Novartis y Roche.

“Estamos creando un líder innovador en biofarma, con franquicias líderes y un amplio suministro que impulsará un crecimiento sostenible y ofrecerá nuevas opciones para los pacientes a través de una variedad de enfermedades graves”, ha asegurado en un comunicado Giovanni Caforio, presidente y CEO de Bristol-Myers Squibb. “Como entidad combinada, mejoraremos nuestras posiciones de liderazgo en toda nuestra cartera, incluso en cáncer, inmunología e inflamación; también nos beneficiaremos de un plan ampliado de etapas iniciales y avanzadas que incluye seis lanzamientos de productos a corto plazo”, ha explicado.

Así, Caforio, quien liderará la nueva compañía, ha precisado que el pipeline que se establezca tras la adquisición supondrá “una gran promesa para los pacientes, ya que nos permitirá acelerar nuevas opciones a través de una gama más amplia de tecnologías de vanguardia y plataformas de descubrimiento “.

La combinación de ambas farmacéuticas, tal y como asegura BMS en un comunicado, se traducirá en un liderazgo claro en oncología, tanto en tumores sólidos como hematológicos, con fármacos tal prometedores como Opdivo y Yervoy, por parte de BMS o Revlimid y Pomalyst, por parte de Celgene.

Seis lanzamientos a corto plazo

En inmunología e inflamación dispondrá de Orencia y Otlezla, mientras que en cardiovascular destaca la presencia de Eliquis. De este modo, dispondrán de nueve productos blockbusters, con más de 1.000 millones de ventas anuales. A esto se suma, señalan, las oportunidades de lanzamiento a corto plazo, que representan un potencial de ingresos superior a 15.000 millones de dólares. De este modo, la nueva compañía tendrá seis lanzamientos esperados a corto plazo: dos en inmunología e inflamación, TYK2 y ozanimod; y cuatro en hematología, luspatercept, liso-cel (JCAR017), bb2121 y fedratinib.

Y es que, con la compra de Celgene, BMS se hace un hueco en el prometedor mercado de las terapias CAR-T. En enero de 2018 Celgene anunciaba la adquisición de Juno Therapeutics por 9.000 millones de dólares, una compañía con 18 ensayos clínicos con este tipo de terapias. Entre ellos destaca la terapia JCAR015, en desarrollo para varios tipos de cáncer.

Además, Celgene mantiene un acuerdo con Bluebird Bio para el desarrollo de bb2121, terapia de células CAR-T específicos del antígeno de maduración de células b (BCMA) para pacientes con mieloma múltiple previamente tratados, que ha recibido la designación de terapia innovadora por la FDA y medicamento prioritario (PRIME) por parte de la EMA.

En cuanto a los términos económicos del acuerdo, los accionistas de Celgene recibirán 1.0 acciones de Bristol-Myers Squibb y 50 dólares en efectivo por cada acción de Celgene. Los accionistas de Celgene también recibirán un derecho de valor contingente (CVR) negociable por cada acción de Celgene, que dará derecho al titular a recibir un pago por el logro de hitos normativos futuros. Una vez completada la operación, los accionistas de BMS serán propietarios de aproximadamente el 69 por ciento de la compañía, y los de Celgene mantendrán el 31 por ciento restante.

La operación, además de los vistos buenos regulatorios pertinentes en todo este tipo de maniobras financieras, está sujeta a la aprobación por parte de los accionistas de ambas empresas. De este modo, BMS y Celgene esperan completar de forma definitiva esta histórica transacción para el sector en el tercer trimestre de 2019.

El Top 5 de las grandes compras del sector farma

84.300

La compra más cuantiosa de la historia del sector la protagonizó Pfizer, al comprar Warner Lambert por un valor total de 84.300 millones de dólares.

74.000

El anuncio de la compra de Celgene por parte de BMS hace que se sitúe en el segundo puesto en el histórico de operaciones con 74.000 millones de dólares.

71.700

En tercer lugar de la lista de grandes compras se sitúa la adquisición de Smithkline Beecham por Glaxo Wellcome, por 71.700 millones de dólares.

64.200

Tras meses de intensas negociaciones, la farmacéutica japonesa Takeda lograba hacerse con la irlandesa Shire por 64.200 millones de dólares.

63.800

La compra de la compañía Pharmacia por parte de Pfizer, por un total de 63.800 millones de dólares, se sitúa en el top 5 de grandes operaciones.

Twitter
Suplementos y Especiales