Abbott viene dibujando en 2017 una línea de crecimiento con una ganancia del 18%

n Su evolución en los 12 últimos meses ha mostrado un comportamiento errático
Temas relacionados:
Madrid
|
17 mar 2017 - 12:00 h
|

La acción de Abbott cotiza actualmente en 45,3 dólares, situándose cerca de su límite anual. Su comportamiento en lo que va de año viene siendo alcista, acumulando desde enero una subida del 18 por ciento.

Su evolución en los 12 últimos meses ha mostrado cierta erraticidad, oscilando este valor dentro de una amplia banda delimitada entre 37 y 46 dólares. Destacan en este periodo diversas subidas acentuadas, seguidas se caídas igualmente intensas; en la comparación interanual presenta una ganancia del 12 por ciento.

Analizando los últimos 5 años, se puede ver la intensa subida que experimentó este valor entre 2012 y 2015, acumulando en esos tres años una ganancia del 80 por ciento tras marcar su máximo histórico en julio de 2015 en 51 dólares. A partir de ahí perdió su línea de crecimiento, entrando en un periodo de inestabilidad, cediendo posiciones, situación que ha conseguido superar.

Los últimos resultados publicados corresponden al cuarto trimestre del pasado año. Las ventas ascendieron a 5.333 millones de dólares (5.000 millones de euros), con un crecimiento interanual del 2,8 por ciento, mientras que los beneficios ascendieron a 798 millones de dólares (750 millones de euros).

Por áreas de negocio nutrición aportó el 33 por ciento de las ventas con un decrecimiento en el año del 3,7 por ciento; diagnóstico el 24 por ciento, creciendo un 2,9 por ciento; otros segmentos farmacéuticos el 18 por ciento con crecimiento del 10,6 por ciento; y la división de aparatos médicos generó el restante 25 por ciento con un crecimiento en el año del 4,4 por ciento.

En el ejercicio completo 2016 las ventas de Abbott ascendieron a 20.853 millones de dólares (19.500 millones de euros) con un crecimiento interanual del 2,2 por ciento, mientras que el beneficio fue de 1.400 millones de dólares (1.310 millones de euros), un 68 por ciento inferior al del ejercicio anterior. El motivo de esta caída se explica por el impacto de partidas no recurrentes, relacionadas con la adquisición de la empresa St. Jude Medical.

El pasado 4 de enero Abbott completó la adquisición de este grupo, situándose como líder mundial en el segmento de aparatos médicos, y también en las primeras posiciones en el segmento de enfermedades cardiovasculares.

Desglosando las ventas por mercados geográficos, Estados Unidos generó el 31 por ciento de la facturación, presentando un crecimiento del 3,4 por ciento, mientras que el resto de mercados internacionales generó el restante 69 por ciento, con un crecimiento interanual del 1,6 por ciento. Los mercados emergentes aportaron en 2016 cerca del 20 por ciento de los ingresos totales del grupo, con un crecimiento del 4,7 por ciento.

En este periodo la inversión en I+D ascendió a 1.422 millones de dólares (1.325 millones de euros), un 1,2 por ciento superior. Esta inversión supuso un ratio sobre las ventas del 7 por ciento.

Los analistas estiman para este valor un precio medio en los próximos meses de 47,8 dólares, un 7 por ciento más de su precio actual.

Twitter
Suplementos y Especiales