Los farmacéuticos catalanes no quieren dar a la sociedad una imagen de “recaudadores”

Temas relacionados:
Herramientas
|
23 jun 2012 - 10:00 h
|

El colectivo teme que la sociedad catalana asocie su imagen con la de un “recaudador”.

La puesta en marcha de la tasa por receta ha despertado los recelos de los farmacéuticos catalanes, ya que son ellos los que desde el pasado 23 de junio cobran a los pacientes un euro por receta dispensada. Y es que, el colectivo teme que la sociedad catalana asocie su imagen con la de un “recaudador”.

Así lo manifestó, por ejemplo, Jordi de Dalmases, presidente del Consejo de Farmacéuticos de Cataluña, quien estimó que “los farmacéuticos no quieren dar la apariencia de ser recaudadores”. Una postura con la que coinciden desde la Asociación de Farmacias de Barcelona (AFB) desde donde se considera que “afectará a la imagen del farmacéutico, haciéndole parecer un recaudador en lugar de un profesional sanitario”.

De igual modo, la Sociedad Española de Farmacia comunitaria (Sefac) se mostró crítica porque hace aparecer al farmacéutico como “un recaudador. “El establecimiento de una tasa desvirtúa la imagen de la farmacia comunitaria como establecimiento de salud y puede dañar la relación de confianza entre boticario y paciente”.

Por su parte, desde la Asociación de Farmacéuticos Rurales de Cataluña (Afruc), su presidente, Francisco Mateo, precisó que “muchos pacientes creen que es un euro para las farmacias con viabilidad económica comprometida, y no es así”.

Twitter
Suplementos y Especiales