Las instituciones del Estado reconocen la labor del farmacéutico

El Senado aprueba por unanimidad una moción en la que se insta al Gobierno a potenciar el papel activo del boticario
Herramientas
|
09 may 2014 - 15:00 h
|

Como ya ha sucedido en otras ocasiones, las instituciones del Estado son conscientes del papel que desempeñan los farmacéuticos dentro del Sistema Nacional de Salud y la importancia que para España tiene el modelo mediterráneo de farmacia, que ha sido revalidado por varias sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas como el que mejor se ajusta a las necesidades de los ciudadanos del país. Un posicionamiento a favor de los farmacéuticos y el modelo de farmacia de España que ha recibido el apoyo del pleno del Senado, que el pasado 7 de mayo aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos una iniciativa que reconoce su importancia.

¿En qué consiste la iniciativa que recibió luz verde por parte del Senado? Se trata de cuatro puntos, toda vez que la moción presentada en un principio por el Grupo Popular fue transaccionada por el resto de las formaciones (Grupo Socialista, Grupo Catalán, Entesa, Grupo Vasco y Grupo Mixto), en los que desde la Cámara Alta se insta al Gobierno a “potenciar la farmacia como mediador de salud pública y el papel activo del farmacéutico en la mejora de la asistencia farmacéutica y su contribución a la eficiencia del SNS”, así como a “avanzar en el desarrollo de herramientas de ayuda para poner en valor y utilizar al farmacéutico en el seguimiento farmacoterapeútico de los pacientes con el fin de maximizar los beneficios y minimizar los riesgos inherentes al empleo de medicamentos”.

Del mismo modo, la iniciativa llama al Ejecutivo a “progresar en el estudio y valoración de nuevas actuaciones del farmacéutico en la realización actualizada de la cartera de servicios profesionales en la atención primaria y hospitalaria, además de potenciar y avanzar en los ya tradicionales servicios de dispensación de medicamentos y productos sanitarios en la farmacia comunitaria”, al tiempo que hace un llamamiento a fomentar la utilización de nuevas tecnologías de la información y la comunicación”. A este respecto, la iniciativa cree que serviría para impulsar “la participación de las farmacias comunitarias en los sistemas y redes de farmacovigilancia aprobados por el Gobierno de España, para mejorar la prevención de los problemas relacionados con los errores de medicación, así como apoyar la participación de la farmacia comunitaria en el nuevo espacio sociosanitario, y particularmente en la atención integral al paciente crónico.”

La senadora del PP Francisca Mendiola, encargada de defender la iniciativa en la Cámara Alta, consideró que con la aprobación de la moción se quiere dar “un paso más en la consolidación del modelo de farmacia asistencial, en la coordinación de la farmacia con el resto de estructuras sanitarias y en la generalización de la práctica de la atención farmacéutica”. A este respecto, afirmó que se debe “asumir el reto de una farmacia del siglo XXI, evolucionando al ritmo que la sociedad exige pero sin que la farmacia pierda su propia esencia”.

Trabajo del Consejo General

Durante el debate de la iniciativa se puso sobre la mesa una reciente investigación, realizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y la Universidad de Granada, que pone de manifiesto la importancia de la farmacia asistencial. A este respecto, destaca que las conclusiones del trabajo indican que el seguimiento farmacoterapéutico permite reducir un 56 por ciento los problemas de salud no controlados, disminuir en un 49 por ciento los pacientes que acuden a urgencias, reducir en un 55 por ciento el ingreso en hospitales y una mejora significativa de la calidad de vida.

Twitter
Suplementos y Especiales