La Sindicatura de Cuentas pone la puntilla al mandato sanitario de Manuel Llombart

Herramientas
|
14 ene 2016 - 11:00 h
|

El informe de fiscalización de la Generalitat Valenciano del año 2014 publicado por la Sindicatura de Cuentas ha puesto el punto y final a la salida del equipo gestionado por el ex consejero de Sanidad Manuel Llombart. Sus conclusiones mantienen la mayoría de las recomendaciones anteriores en este campo, que hacen énfasis en los problemas financieros de la Generalitat y las poco efectivas técnicas de infrapresupuestación en Sanidad.

La primera de las recomendaciones que la Sindicatura de Cuentas decide mantener incide en que el presupuesto inicial debe contener la consignación de créditos suficiente y adecuada de todos los gastos previsibles e ineludibles, calculados de forma realista. “En particular —añade—, debe dotarse a la Conselleria de Sanidad de los créditos que se ajusten a la realidad prevista, de forma que los responsables de los diferentes centros dispongan de una herramienta fundamental para la gestión económica, cuya utilidad actualmente está desvirtuada por los desfases existentes que dificultan la aplicación de los principios de legalidad, economía, eficiencia y eficacia”.

El informe profundiza aún más en el tema en lo que respecta al gasto farmacéutico. El programa “prestaciones farmacéuticas” es el más importante de todas las tranferencias corrientes de la Generalitat, suponiendo un 37,8 por ciento del total. También se indica, como en informes anteriores, que esta partida “puede ser objeto de un cálculo más ajustado a las necesidades reales del ejercicio para su inclusión en el presupuesto inicial”.

Más allá, el informe mantiene su recomendación en torno a los contratos menores. Aconseja reducir su volumen, en particular las adquisiciones realizadas por compra directa, “sobre todo de productos farmacéuticos”, un ámbito que según la Sindicatura de Cuentas ha infringido el principio de publicidad de la normativa aplicable.

Twitter
Suplementos y Especiales