La medicina personalizada es clave para acceder a tratamientos más eficaces

Herramientas
|
27 feb 2014 - 15:00 h
|

“La medicina personalizada implica una utilización más racional de los recursos y un notable ahorro en costes sanitarios, en esfuerzos y en efectos adversos”, aseguró Carmen González Madrid, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Salud 2000 durante la celebración de la jornada “Realidades y futuro de la medicina personalizada”, celebrada en la Real Academia Nacional de Medicina.

En este encuentro, la Fundación Salud 2000 ha presentado la monografía: “Medicina Personalizada. Aspectos científicos, bioéticos y jurídicos”, ejemplar número 19 de la colección de Monografías de Bioética y Derecho Sanitario de la Fundación. “Esta monografía contribuirá al empoderamiento del paciente para que tenga un mayor control sobre su propia salud a través de la medicina personalizada y predictiva”, afirma en el prólogo Pilar Farjas Abadía, Secretaria General de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Nuevos avances en genética y metabolómica han abierto la puerta a lo que se conoce como medicina personalizada: un nuevo abordaje que busca adaptar el tratamiento específico a pacientes con particularidades individuales.

La identificación de esos grupos se realiza a través de “biomarcadores”, proteínas o metabolitos presentes en la sangre, fluidos y tejidos cuyo objetivo es proporcionar tratamientos eficaces para cada paciente y limitar así los efectos adversos. “Que un paciente conozca su estatus en biomarcadores concretos para poder acceder a tratamientos personalizados es un derecho y a la vez una oportunidad de curación, con menos efectos secundarios”, aseguró durante el encuentro Jesús García-Foncillas, uno de los autores de la monografía y responsable del Servicio de Oncología de la Fundación Jiménez Díaz.

Durante la Jornada, Eduardo Díaz-Rubio, catedrático y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico de San Carlos, afirmó que “el gran desarrollo de la biología molecular ha permitido la identificación de dianas terapéuticas basadas en genes implicados en la enfermedad cancerosa y ha llevado incluso en numerosas ocasiones a la identificación de biomarcadores. Estos avances han sido únicos en oncología y están basados en el gran desarrollo de la oncofarmacogenómica y la oncofarmacogenética”.

Por otra parte, Virginia Bosó, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital La Fe de Valencia, explicó que “la personalización de la farmacoterapia comprende diversas estrategias, cuyo paradigma actual es la adaptación del tratamiento al sustrato genético de cada paciente y enfermedad concreta, pero sin olvidar las características demográficas, antropométricas y fisiopatológicas concretas de cada situación. Esta individualización va a permitir aumentar la efectividad de los tratamientos y optimizar los recursos sanitarios”.

Twitter
Suplementos y Especiales