La farmacia asturiana ‘reconquista’ el suministro a residencias al asegurarse el libre acceso al servicio

El Gobierno asturiano anuncia un sistema de abastecimiento más “participativo” y sin que los hospitales tengan protagonismo en esta labor

En comunidades como La Rioja o Madrid, donde se quitó esta responsabilidad a las boticas, se negociaron excepciones para zonas rurales

Herramientas
|
20 sep 2013 - 15:00 h
|

En una época en la que la tónica general que adoptan las comunidades autónomas es quitar a sus oficinas de farmacia el servicio de suministro de medicamentos a residencias sociosanitarias públicas para delegar esta función en los hospitales públicos o bien, como mal menor, establecer modelos mixtos de abastecimiento a estos centros, Asturias ha puesto la nota positiva al anunciar la implantación de un nuevo sistema de suministro “al que podrán concurrir libremente todas las farmacias que lo deseen”. De este modo, se puede decir que la farmacia asturiana vive así su particular ‘reconquista’, al mantener la prestación futura de este servicio.

Y es que, Asturias ha recuperado el status quo que históricamente ha caracterizado a este servicio en España, lo cual, para José Villazón, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias, se trata de una “solución razonable”. En concreto, el nuevo sistema anunciado por el ejecutivo asturiano permitirá que las residencias de gran tamaño o ubicadas en zonas urbanas puedan ser atendidas por un máximo de ocho boticas que estén interesadas. ¿Cómo? A través de un turno rotatorio por el que también han apostado en el pasado otras regiones.

Mientras, en el caso de residencias sociosanitarias públicas que se hallen en municipios pequeños, la oferta se realiza “sin excepción” a cualquier establecimiento farmacéutico de la localidad. Ni rastro alguno en este modelo a un posible suministro por parte de los hospitales regionales, en ningún caso y en ninguna circunstancia.

Hay otro aspecto que tampoco debe pasar desapercibido en la decisión tomada por el gobierno regional. La misma atiende “íntegramente” las solicitudes realizadas al respecto por su colegio farmacéutico, lo cual no es, por desgracia, muy habitual en política farmacéutica. “Han tenido en cuenta las premisas que siempre defendió el colegio a lo largo de meses de conversaciones y que consistían en que este servicio se abriese a un mayor número de farmacias, que existiera vinculación geográfica entre boticas y residencias (para favorecer la atención farmacéutica) y que fuera un proceso transparente”, resume Villazón.

“Mal menor” en La Rioja

Las farmacias de La Rioja saben bien lo que supone, en términos de rentablidad, que sus compañeras asturianas puedan mantener este servicio, ya que ellas han sido las últimas en perderlo. Fue el pasado mes de mayo cuando conocieron que su consejería de Sanidad se sumaba a la decisión, tomada anteriormente en otras doce regiones (con la excepción de País Vasco, Canarias y Andalucía) de delegar en sus hospitales el suministro de medicamentos a residencias públicas en detrimento de las oficinas de farmacia.

Sin embargo, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja ha conseguido un mal menor: que determinadas farmacias rurales puedan seguir prestando este servicio a aquellos centros —de escasa capacidad— que se ubiquen en su mismo municipio. “La decisión de la consejería de traspasar el servicio a los hospitales era firme, por lo que cabe celebrar que al menos hayan atendido esta excepción”, confirma a EG el presidente del colegio riojano. Y es que la acuciante necesidad de ahorro en el gasto hospitalario que presentan las administraciones autonómicas tiene como efecto paralelo que decisiones así sean “inamovibles”.

También en Galicia, otra de las regiones que han modificado la histórica prestación de este servicio por parte de sus boticas, sus colegios oficiales de farmacéuticos se centran ahora en llegar a algún acuerdo con su consejería de Sanidad que permita ciertas excepciones como en el caso riojano. Un acuerdo de este tipo también se ha alcanzado en Madrid, donde determinadas residencias, públicas o privadas, ubicadas en zonas concretas y en torno a 150 camas seguirán siendo suministradas por boticas.

Twitter
Suplementos y Especiales