La desfinanciación de medicamentos

1- ¿Cómo valora que alguna comunidad pueda financiar los medicamentos excluidos? 2- ¿Cree que habría sido necesario esperar a la Ley de Servicios Básicos en Sanidad? 3- ¿Cree que es positivo hablar de medicamentos de “bajo valor terapéutico”? 4- ¿Cree que podría producirse un efecto deslizamiento hacia productos más caros? 5- ¿Cómo valora el rechazo de la industria al control de precios?
Herramientas
|
06 jul 2012 - 19:00 h
|

Manuel Cervera, portavoz de Sanidad del PP en el Congreso

1- El listado de medicamentos excluidos responde a una actualización del nomenclátor. El SNS atraviesa la situación más complicada de su historia. No estamos, por tanto, en el momento de anteponer los ámbitos competenciales a la viabilidad del modelo sanitario.

2- La Ley de Servicios Básicos culminará un pacto de Estado con el que asegurar una asistencia sociosanitaria integral, sostenible y de calidad. Pero la situación heredada del anterior Gobierno era tan compleja que requería agilidad y determinación en la toma de decisiones.

3- Creo importante y necesario revisar el nomenclátor con mayor periodicidad, pues es la mejor forma de comprobar el valor terapéutico real de los medicamentos y actualizar el listado apostando por los productos más innovadores y por los que tienen un mayor efecto terapéutico en los pacientes.

4- La libertad de prescripción sigue intacta. Los médicos conocen la delicada situación que atraviesa el sistema y estoy convencido de que optarán siempre por el producto cuyo precio sea más ajustado.

5- La voluntad de diálogo del Gobierno es constante, y la mano del Ministerio de Sanidad está siempre tendida para alcanzar el consenso con el sector. Toda iniciativa impulsada desde el Ministerio de Sanidad pretende consolidar y desarrollar las prestaciones ofrecidas en el SNS, y en ese objetivo cuenta con las aportaciones de todos los actores del sector, incluida, por supuesto, la industria farmacéutica.

José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso

1- La posibilidad de alguna comunidad pueda financiar con fondos propios los medicamentos excluidos habría que asumirla con respeto y con normalidad, porque es una competencia autonómica que además está prevista en la nueva ordenación de la cartera de servicios que acaba de hacer el Gobierno. Si lo hacen, estaría en el marco de sus competencias y eso sería coherente con el modelo autonómico que tenemos en España.

2- Todavía es pronto para valorarlo, porque la medida aún no se ha implementado.

3- Yo no estoy de acuerdo con la desfinanciación que ha llevado a cabo el Gobierno ni con los argumentos utilizados, esgrimiendo que la actualización del nomenclátor pretende apostar por los fármacos con mayor efecto terapéutico y por los más innovadores, como tampoco lo están muchas organizaciones profesionales.

4- Desde mi punto de vista, es más que probable que se produzca un efecto deslizamiento hacia productos más caros, y así lo han señalado numerosos expertos.

5- Habrá que ver de qué manera actúa el Ministerio de Sanidad para poder juzgar y opinar en relación a los precios de los medicamentos que salgan de la financiación pública. Lo que sí es necesario es evitar que haya precios que sean inasumibles para sectores de población con menos recursos económicos.

Twitter
Suplementos y Especiales