Farmacias VEC: una solución asequible y asumible

Herramientas
|
22 abr 2016 - 15:00 h
|

AAtendiendo a las últimas informaciones disponibles, 820 oficinas de farmacia han sido calificadas como de Viabilidad Económica Comprometida (976 contando las andaluzas). Según nuestros datos, sus facturaciones medias ascienden a 8.468,19 €/mes, y en virtud del RDL 09/2011 incrementan sus márgenes mediante una insuficiente aportación media adicional de 298,72 €/mes.

El pasado 18 de Abril, en Madrid, la Sociedad Española de Farmacia Rural (Sefar) organizó el I Foro Sefar “Conversaciones sobre botica”, y tuvimos la oportunidad de bautizarlo sentando juntos a los responsables de Sanidad de los principales partidos políticos a nivel nacional para poder exponer estas cifras, y para reflexionar sobre otras que aún no habíamos sacado a la luz, intentando, desde la honestidad más absoluta, y con la máxima transparencia, expresar públicamente que el modelo actual de distribución de oficinas de farmacia vigente en el país, regulado al objeto de garantizar el acceso a esta prestación a todos los ciudadanos con independencia de donde estos vivan, no es viable en las zonas rurales.

Y también, para indicarles la incongruencia de que los titulares que garantizan esta accesibilidad universal anden, literalmente, quemados, intentando sostener un Modelo cuya retribución no resulta tan capilar como la atención que se pretende ofertar desde el conjunto de la red.

Desde Sefar entendemos que la sostenibilidad óptima de la prestación estriba en poner en marcha mecanismos que permitan que estas oficinas de farmacia puedan, en primer lugar, cubrir sus gastos fijos de explotación, y en segundo, obtener unos ingresos netos equivalentes a los de un farmacéutico de atención primaria.

Según nuestros números, bastaría incrementar en medio punto ese 1 por ciento que ahora percibe el 4,53 por ciento de la red, algo que entendemos, asequible y asumible, y que podría realizarse mediante la modificación del RDL 09/2011 y el consiguiente incremento de las cantidades a percibir.

Los farmacéuticos rurales, y seguro que el conjunto de la profesión, nos hemos preguntado en innumerables ocasiones si la viabilidad y la esencia del modelo son tan difíciles de garantizar, máxime en un entorno social, político y económico como el actual.

Nosotros, con nuestro estudio de la situación, hemos pretendido responder de forma negativa a esta pregunta, sólo falta, a la luz de los datos, que todos seamos capaces de ir de la mano para ofrecer una garantía de sostenibilidad de esta prestación, la cual no puede pasar por dejar que un modelo regulado se ajuste por cuestiones propias del libre mercado.

Todos convendremos que la gente a la que servimos, también en el medio rural, no lo merece, y por supuesto tampoco los compañeros, por eso estoy seguro que todos los actores se sumarán a esta reflexión para ser capaces de darle una solución.

Twitter
Suplementos y Especiales