“Evaluar el impacto del copago sería cuestionar la labor del facultativo”

Rubén Moreno Portavoz de Sanidad del Partido Popular en el Congreso de los Diputados
Herramientas
|
02 jun 2014 - 08:00 h
|

Tras las elecciones europeas y un día después de la votación del dictamen de la subcomisión del Pacto en el Congreso de los Diputados, el portavoz de Sanidad del Partido Popular analizó para GM la actualidad sanitaria.

Pregunta. ¿Cómo valora la votación del dictamen de la Subcomisión?

Respuesta. Que tres grandes grupos que representan el 60 por ciento lo apoyaran en aritmética parlamentaria del Congreso es la mejor valoración.

P. ¿Y sobre los que no votaron?

R. Yo hubiera ido uno por uno, solicitando explicación de voto.

P. ¿Qué se abre a partir de ahora?

R. Un acuerdo no es un instrumento para un debate. Significa un respeto mutuo de las partes que lo han firmado, con lo cual, la forma de hacer un seguimiento no puede ser idéntica a cuando no hay acuerdo. Habrá que hacer un nuevo escenario. Esto en el parlamento es muy complicado. Veremos cómo aguantan los amortiguadores del acuerdo.

P. ¿Por qué, en su opinión, no se ha evaluado el RD 16/2012?

R. La evaluación es continua, pero si de lo que se trata es de ver sus efectos, hay un sistema de indicadores de todo el sistema sanitario. Decir que el RD 16/2012 ha supuesto una merma en las condiciones sanitarias del país es una elucubración. El dictamen dice algo muy importante que me gustaría ver en todas las comunidades, y es una evaluación de eficiencia, servicio a servicio y centro a centro. Se puede hacer y muchos países la hacen, pero las comunidades no quieren compararse.

P.¿Por qué no hacer una evaluación que acabe con las elucubraciones, por ejemplo, sobre el tema del impacto del copago en la salud?

R. A mí me parece que es cuestionar la labor de los facultativos. Claro que hay indicadores que hay que evaluar, pero de toda la legislación. La salud no sólo está afectada por un sistema sanitario. Medir el impacto de salud de un Real Decreto es como intentar trabajar en un laboratorio en un tubo de ensayo en condiciones de vacío, se tendrían que valorar las condiciones de salud del país, con todos sus condicionantes. En cualquier caso, ante cualquier indicador que nos ponga en alerta son las comunidades y el ministerio quienes tienen que evaluarlo.

P. ¿Habrá cambios en la política sanitaria tras los resultados de las elecciones europeas?

R. La bajada de los grandes bloques ha sido un toque de atención, pero no quiere decir que vaya a repetirse en las municipales, autonómicas o generales. Lo que ha ocurrido no volverá a suceder. Todos hemos iniciado procesos de reflexión, pero hay que hacerlo a nivel europeo. No creo que en política sanitaria haya que hacer cambios. En España las medidas son las que son, y no tienen nada que ver con lo que ha pasado en Francia, Grecia o Italia. Más bien debemos mantener lo que nos ha permitido salir de la recesión.

P. El registro de profesionales sigue siendo una prioridad para su partido, ¿para cuándo estará listo de verdad? ¿Qué recursos tiene su partido que no hayan tenido los gobiernos anteriores?

R. Es muy importante, ya lo hemos debatido con la Organización Médica Colegial, porque tradicionalmente lo han llevado las organizaciones colegiales. Dicen que, si pierden el control de estos registros, ¿cómo van a demandar responsabilidades? Una cosa no está en contradicción con la otra. Un registro nacional no sólo es importante para evitar que alguien que está en Huelva y ha cometido una irregularidad y está sancionado se traslade a Teruel, también puede suceder en relación a otros países, por la directiva de sanidad transfronteriza. Parece lógico que el ministerio, como administración garante del sistema dentro y frente a los estados de la Unión Europea, quiera tener ese registro. No sé si es significativo el coste económico que pueda tener con los beneficios que pueda ofrecer. Existiendo sistemas de redes y de comunicación interna no debe suponer mayor problema. Existen muchos otros registros, sujetos a la protección de datos, que funcionan perfectamente.

P. Otra tarea pendiente es la formación troncal ¿Lo sacarán adelante a pesar de las críticas?

R. Eso sigue adelante. Sobre este tema hay otra serie de condicionantes, que no son exactamente los nacionales, en cuyo debate no entro. Las críticas probablemente hayan sido de particularidades respecto a determinadas especialidades en algunos grupos troncales. Tiene una cierta lógica que haya una formación común y luego una cierta especialización. La única oportunidad para adquirir una formación más transversal es esa, aunque siempre hay que asegurarse de que cualquier modificación mejora la situación previa. En caso de que fuera a peor habría que revisarlo, pero no creo que sea el caso.

P. ¿Son capaces de explicar las medidas que proponen al profesional?

R. No sé si lo estamos explicando bien. Si no lo hiciéramos habría que intentarlo. Uno no puede vivir de espaldas al paciente y al profesional. Quien lo haga así tiene asegurado el fracaso. El sistema está pensado para el paciente, sin paciente no hay sistema. Si al final no entienden o no ven útiles las medidas, si no funcionan, el sistema lo va a decir.

P. Hay quien teme que tras la creación del espacio sociosanitario se realicen nuevos ajustes, recortes o reformas ¿Cómo prefiere llamarlo?

R. Siempre hemos hablado de ajustes, la oposición dice que son recortes, hay quien habla de contrarrecortes, etc. El español es muy rico con sus palabras, pero el francés lo es mucho más. Que haya un recorte de 50.000 millones en bienestar social y se diga que no son eso, sino justicia social... Existe la idea de que se están recortando derechos, y la realidad es que el ciudadano va a su hospital y es atendido como en ningún país de nuestro entorno. Introducir medidas de eficiencia no es malo, pero hay un movimiento político muy interesado que quiere trasladar esta idea. Quien más y quien menos manda. En Andalucía, por ejemplo, también se habla de precariedad laboral, etc. Es mejor no dar lecciones, porque al final el problema lo tenemos todos.

Twitter
Suplementos y Especiales